Junto con griegos e italianos

Los funcionarios españoles, de los más insatisfechos de Europa

Los españoles se encuentran entre los empleados públicos europeos más insatisfechos, sólo superados por griegos e italianos, según un informe de Randstad, que recuerda que en estos tres países se han llevado a cabo importantes recortes que han afectado al colectivo de funcionarios.

De hecho, Grecia redujo el pasado mes de septiembre a 30.000 funcionarios un 60% de su salario y les dio un año para encontrar otro puesto dentro del sector público. En Italia, por su parte, los trabajadores acudieron a la huelga el pasado diciembre ante el ajuste de más de 30.000 millones que había anunciado el primer ministro Mario Monti, mientras que en España se recortó el salario de los empleados públicos un 5% de media a mediados de 2010 y se congeló en 2011 y ahora también en 2012. Además, algunos gobiernos autonómicos están tomando medidas para rebajar la plantilla.

A pesar de destacar por su insatisfacción en comparación con sus colegas europeos, el 66% de los empleados públicos españoles se muestra satisfecho con su actual puesto de trabajo, si bien el grado de satisfacción ha bajado un 2% respecto al existente en 2011.

Pero no es el único país donde ha ocurrido esto. Según el informe Workmonitor de Randstad, en Italia este descenso ha sido del 3%, mientras que en Grecia ha sido del 14%. En total, sólo la mitad de los funcionarios helenos y el 62% de los italianos se sienten satisfechos en sus puestos de trabajo.

Frente a ellos, los empleados públicos más satisfechos con su actual empleo son los noruegos (79%), suecos (76%) y daneses (75%). Tras ellos se sitúan los funcionarios de Holanda (73%), Suiza (71%), Polonia (71%), Alemania (68%) y Francia (67%).

Mientras en España, Italia y Grecia el grado de satisfacción del colectivo ha bajado durante el último año, en Noruega y en Suecia ha aumentado un 2% y un 1%, respectivamente.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la proporción de funcionarios en España sobre el total de trabajadores alcanzó el 5,5% en 2010, lejos del 10,6% de Finlandia, el 10,5% de Letonia o el 8% de Francia, pero similar al de Italia (5,77%), Alemania (5,47%) y Holanda (6,09%).

Los funcionarios más jóvenes, los más satisfechos

El informe de Randstad pone de manifiesto que en España no existen apenas contradicciones entre los funcionarios hombres (67%) y mujeres (68%) con respecto a su grado de satisfacción en el trabajo, pero sí en materia de edad, ya que los jóvenes de entre 18 y 24 años (91%) son los más satisfechos con su trabajo. Frente a ellos, los más insatisfechos son los funcionarios de 55 a 64 años de edad (36%).

Por su parte, los funcionarios españoles con un nivel educativo alto (74%) son los trabajadores públicos que más satisfechos se encuentran con su actual empleo, mientras que los que presentan niveles formativos bajos están algo menos satisfechos (61%).

Randstad también señala que quizá debido a los recortes anunciados en España, ha aumentado la percepción de los empleados públicos de que necesitan mejorar su situación y promocionarse. El informe apunta que no es extraño el interés de los empleados públicos por promocionarse si se tiene en cuenta que el 56% de los funcionarios españoles lleva más de diez años en la carrera administrativa.

Esta cifra apenas ha cambiado respecto a la oleada de hace un año y sitúa a los españoles cinco puntos porcentuales por encima de la media europea y en cabeza del ranking comunitario, sólo superado por Italia (68%), Bélgica (68%) y Alemania (61%). En el lado contrario, los países donde los empleados públicos se mueven más son Dinamarca (33%), Noruega (42%) y Suecia (43%).