Se permitirá excepcionalmente un déficit del 0,4% del PIB

El Gobierno impone un techo de gasto a todas las administraciones

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, anunció hoy en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que todas las Administraciones Públicas deberán con carácter general tener equilibrio fiscal o superávit. Se permitirá déficits estructural de forma excepcional (en caso, por ejemplo, de catástrofes y emergencia económica) siempre este no supere el 0,4% del PIB.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros del 13 de enero de 2012.
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros del 13 de enero de 2012.

La vicepresidente del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, explicó el contenido de la Ley Orgánica de Estabilidad y Sostenibilidad Presupuestaria que desarrolla las modificaciones constitucionales aprobadas el pasado verano. Sáenz de Santamaría explicó que todas las Administraciones Públicas deberán aprobar un techo de gasto previo a la aprobación de sus presupuestos, con una deuda que no podrá superar el 60% del PIB. Sáenz de Santamaría explicó que se implantará una reducción para las administraciones que se desvíen de los objetivos de déficit para volver a la senda de la estabilidad.

Además de la confección del presupuesto, explicó, es "importante la ejecución", y advirtió que habrá mecanismos de corrección y sanción en caso de que el déficit efectivo supere los límites. "Después entra en juego la autonomía de cada comunidad para definir cómo distribuye ese gasto", sentenció.

Estos mecanismos contemplan que cuando haya una desviación en los objetivos de déficit y deuda se establezca una corrección "cuasiautomática" que estará referenciada con un porcentaje del PIB. En este sentido, Sáenz de Santamaría advirtió de que se respetarán con celo las sanciones a las administraciones que incumplan la norma, aunque éstas se discutirán en el próximo Consejo de Política Fiscal y Financiera. En todo caso, las sanciones se fijarán en función de la reincidencia y gravedad. En la pasada reunión del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, con las CCAA, se trasladó la necesidad de que la administraciones cumplan objetivos y tengan la voluntad de trabajar para dar solución a problemas puntuales del liquidez que puedan tener.

La vicepresidente evitó en concretar si van a salir al rescate de alguna comunidad autónoma o administración con problemas. Sin embargo, aseguró que el Gobierno va a trabajar para que "todas las Administraciones puedan cumplir sus compromisos y superar sus dificultades". Eso sí, con el "bien entendido de que las comunidades trabajarán" para resolver sus problemas. "España debe responder de forma conjunta", aseveró.