El presidente de la ABE revisará el 9% que solicita a las entidades financieras

Bruselas suavizará las exigencias de capital a la banca cuando la crisis remita

El presidente de la Autoridad Bancaria Europea (ABE), Andrea Enria, ha dado buenas noticias a los bancos: las exigencias de capital se relajarán, pero solo cuando se haya calmado la crisis de la deuda pública.

Nueva sorpresa para la banca, pero, esta vez, positiva. El presidente del regulador europeo del sector financiero, la ABE, Andrea Enria, ha asegurado hoy en Roma que el organismo revisará la ratio de capital del 9% que se exige a la gran banca. Eso sí, no será de inmediato.

"La necesidad de mantener este colchón y de ese tamaño será revisada cuando las medidas tomadas para combatir la crisis de la deuda soberana tengan su efecto en el precio de las deuda de los países", ha indicado Enria en un discurso.

El pasado 8 de diciembre, la ABE anunció que el sector financiero europeo necesitaba 114.685 millones de euros para reforzar su solvencia. Y el 30 de junio de 2012 concluye el plazo para que las entidades cumplan con estos requisitos y consigan ese dinero de más. En España, la ABE determinó que BBVA, Santander, Bankia, Popular y La Caixa necesitaban en conjunto 26.170 millones de euros.

Por entidades, BBVA necesitaba 6.330 millones con los nuevos requisitos (cuando con los anteriores, del mes de octubre, la cifra era de 7.087 millones); Santander, 15.302 (14.971, hace un mes, y esta misma semana ha anunciado que ya cumple el objetivo de solvencia del 9% con medio año de antelación); Banco Financiero y de Ahorros, la matriz de Bankia, 1.330 (frente a 1.140); La Caixa, 630 (602 a finales de octubre); y Popular, 2.580 millones (con un moderado incremento frente a los 2.362 iniciales).

La ABE ha subrayado la necesidad de acompañar las medidas de recapitalización "con soluciones creíbles y eficientes para la deuda soberana", ha añadido el alto cargo.

Estos comentarios resaltan la preocupación de la ABE y del Banco Central Europeo de que los bancos mejoren su solvencia con la restricción del crédito, según algunos analistas, lo que no ayudaría nada a la recuperación de las economías en apuros. Por eso, la autoridad bancaria europea está decidida a asegurarse de que la recapitalización bancaria no dé "más ímpetu" a la crisis de crédito, ha remarcado Enria.

Pero esta institución tampoco está dispuesta a cancelar la exigencia de más capital o a retrasar el momento obligatorio de llegar el 9%, ya que con ello se daría un paso atrás en el intento de superar la crisis. "Los problemas de los bancos no desaparecerán si se cancela la recapitalización", sentenció el máximo mandatario de la ABE. Es más, esa decisión podría dar alas a la sensación de que la situación de los bancos es débil y acrecentar el conflicto, añadió.