Se espera una decisión este viernes

Fomento abre la puerta al parón en los concursos de Barajas y El Prat

El Ministerio de Fomento rompió ayer su silencio respecto al proceso de privatización de la gestión de los dos mayores aeropuertos españoles, Barajas y El Prat. Pero lo ha hecho sin despejar la gran incertidumbre que pesa sobre ambos concursos.

A 20 días de que se cumpla el plazo de recepción de las ofertas, marcado para el 31 de enero, ha sido el secretario de Estado de Planificación e Infraestructuras, Rafael Catalá, quien ha abierto una puerta a la paralización. El Gobierno tomará una decisión sobre "cuál es el modelo aeroportuario más adecuado en los próximos días", dijo el número dos de Fomento. Una declaración que refleja a las claras la posibilidad de detener y modificar los términos de la licitación.

De momento, la fecha para la presentación de las pujas continúa siendo firme. "Estamos tomando contacto con Aena y con los posibles consorcios interesados para decidir", añadió Catalá.

Fuentes empresariales aseguran, sin embargo, que los consorcios interesados han abandonado hace semanas los trabajos para conformar las ofertas. Precisamente fueron las dificultades para cerrar la financiación las que aconsejaron un primer aplazamiento de tres meses. Las mismas fuentes apuestan por que el Gobierno anunciará en el Consejo de Ministros de este viernes su intención de hacer caja con la concesión de las plazas aeroportuarias de Madrid y Barcelona, pero variando las condiciones.

De decidirse el parón, será el órgano de administración de Aena Aeropuertos, probablemente el lunes, quien ejecute la orden.

La venta del 90,05% del capital de las sociedades concesionarias de Barajas y El Prat concitó el interés de siete consorcios, liderados por FCC, Acciona, Ferrovial, Aeropuertos de París, la india GMR, Abertis y San José.

El periodo de explotación alcanza 20 años, más cinco adicionales, para lo que había que aportar 3.700 millones de euros de canon inicial en el caso de Barajas y de 1.600 millones por El Prat. A partir de ahí, las operadoras deberían realizar un pago anual mínimo equivalente al 20% de la facturación. En 2012 este abono sería de 150 millones en Madrid y de 80 millones en Barcelona.

Previsiones de nula concurrencia

Entre las empresas que respondieron a la llamada de Aena para la privatización de Barajas y El Prat, existe la certeza de que el proyecto está muerto, al menos bajo el modelo del anterior Gobierno. Tanto es así que Fraport ha declarado en los últimos días que se desmarca del concurso, tras precalificarse en consorcio con Acciona. Se da por descontado que la marcha de la firma germana también deja fuera al grupo de la familia Entrecanales, que no ha dado paso alguno para rearmar el consorcio.

Distintas compañías implicadas argumentan que Aena se arriesga a que el concurso quede desierto si se llega a la presentación de ofertas del día 31. "El daño reputacional será enorme si el Gobierno mantiene la subasta y se queda sin ofertantes", citaba una fuente cercana al proceso.