Los eléctricos e híbridos enchufables pierden peso en el salón americano

Detroit exhibe coches más limpios, aunque movidos con gasolina

Las automovilísticas estadounidenses se europeízan y rebajan el consumo de los coches convencionales como gran apuesta a los híbridos e híbridos enchufables de los asiáticos y europeos.

Detroit exhibe coches más limpios, aunque movidos con gasolina
Detroit exhibe coches más limpios, aunque movidos con gasolina

El Salón Internacional del Automóvil de Detroit, que abrió el lunes sus puertas, está escenificando el cambio de rumbo del motor estadounidense, que, por la crisis, ha pasado a confiar en los vehículos de bajo consumo y compactos una recuperación de las ventas que esperan consolidar en 2012. La preocupación, y la exigencia medioambiental, ya no se expresa exclusivamente en modelos híbridos o eléctricos; los fabricantes están volcándose en modelos movidos con gasolina o diésel con consumos bajos. Una tendencia patente en el salón internacional del Detroit, donde las novedades eléctricas e híbridas de europeos y japoneses conviven con las gasolinas poco contaminantes.

Los tres gigantes estadounidenses, General Motors (GM), Ford y el grupo Chrysler, han coincidido en apuntar que es la hora de centrarse en la conquista del mercado de compactos y los tamaños medios, desde hace años dominados por japoneses y europeos. Según indicó a Efe James Bell, responsable de consumidores de GM, "se puede decir que el gusto de los estadounidenses se ha europeizado", ya que debido a la crisis, que ha llevado los precios de la gasolina a niveles récord, cada vez pierden más protagonismo los tradicionales SUV y furgonetas en este país. Bell cita como ejemplo la presentación el pasado lunes de su Cadillac ATS, una berlina de lujo que ha reducido el tamaño de modelos tradicionales como el CTS como nunca antes para competir con la serie 3 de BMW o Mercedes Benz. Filosofía que ha quedado patente también en el nuevo Dodge Dart, de Chrysler, que bajo la directriz del grupo italiano Fiat, ha europeizado la nueva versión del mítico modelo de Dodge.

Una idea que el consejero delegado de Ford, Alan Mulally, viene defendiendo con su estrategia One Ford, cuyo resultado es la "mundialización" de sus modelos para todos los mercados. El Focus o el Kuga ya se han globalizado, ambos bajo el gusto europeo. En Detroit se ha sumado el nuevo Fusion, el Mondeo en Europa.

Pero en Detroit también se ha mostrado el esfuerzo de japoneses y europeos por reducir al máximo el consumo, con los híbridos y eléctricos como apuesta más clara. Toyota, con su Prius híbrido enchufable o Volvo Cars, con su XC60 híbrido plug-in son dos ejemplos.

Mercedes y BMW se enzarzan en una guerra de cifras en EE UU

Mercedes-Benz declaró ayer no haber informado de los resultados finales de ventas en los EE UU de 2011 la semana pasada porque la marca sospechaba que su rival BMW adaptaría sus propias cifras para superarla.

BMW negó la acusación, a la vez que lanzó un dardo contra el gasto de Mercedes en incentivos para reemplazar a Lexus -de Toyota- como la marca premium de mayor venta en las últimas semanas de 2011.

BMW vendió 2.715 vehículos más que Mercedes en 2011 en los EE UU, poniendo fin a los once años de Lexus como líder en ventas anuales de lujo. Mercedes y BMW esperaron hasta el 5 de enero para dar a conocer sus resultados, un día después de que otras automotrices anunciaran sus números. Finalmente, Mercedes anunció sus resultados unas dos horas después que BMW.