Deja en tierra cinco aviones y prescinde de 46 pilotos y 22 auxiliares

Air Europa despide 260 trabajadores tras perder 13 millones en 2011

La aerolínea de Globalia anunció ayer a su comité de empresa que va a presentar un expediente de regulación (ERE) que reducirá 260 empleos sobre una plantilla de 3.000. La medida, que afectará a 46 pilotos y 22 auxiliares, se adopta oficialmente "para dar viabilidad a la empresa, acosada por la competencia low cost", pero coincide con una larga huelga del Sepla que suma ya 32 jornadas desde septiembre.

Air Europa reunió ayer a los miembros del comité de empresa para anunciarles que ha decidido presentar hoy un expediente de regulación de empleo que afectará a 260 de sus poco más de 3.000 empleados. Entre este 8,5% de trabajadores que saldrán de la compañía se encontrarán 46 pilotos, 22 tripulantes de cabina de pasajeros (TCP), 45 empleados de mantenimiento de aeronaves y 147 trabajadores de aeropuertos y oficinas.

La plantilla de la que se piensa prescindir está directamente relacionada con la operación de cinco aparatos de la empresa, cuatro de la nueva flota regional y otro de media y larga distancia, según dijeron fuentes del comité de empresa de la firma.

La medida se adopta cuando el colectivo de pilotos de la aerolínea, agrupados en el sindicato Sepla, preparan la realización mañana de la trigésima tercera jornada de huelga contra una presunta externalización de la actividad aérea.

El movimiento de protestas tuvo su arranque el 22 de septiembre de 2011 y los paros se han sucedido todos los lunes y jueves desde entonces sin que se haya producido ningún acercamiento entre las partes.

Air Europa justificó, en un comunicado, la presentación del ERE con el objetivo de "salvaguardar el mayor número de empleos y asegurar la viabilidad de la compañía ante el incremento de los gastos operativos, "imposibles de trasladar al cliente", por la competencia de las low cost, entre otros motivos.

La compañía desveló ayer que cerró 2011 con unas pérdidas de más de 13,1 millones, por lo que de "no tomar medidas inmediatas" podría concluir el próximo ejercicio con un balance negativo superior a los 81 millones de euros, precisó.

La noticia de la presentación del ERE fue comunicada al comité de empresa por la directora general de Air Europa, María José Hidalgo, quien ha pedido la colaboración de todos para poder salir del "mal momento" que atraviesa la compañía. Hidalgo invitó a los representantes sindicales a comenzar las negociaciones con el objetivo de alcanzar un acuerdo que minimice en lo posible el impacto del ERE.

La directora general afirmó que el ajuste de empleo es "el mal menor para salir de una situación sin futuro" y se comprometió a que los empleados que ahora dejen la empresa contarán con asistencia para recolocarse y tendrán "prioridad" para volver a ser contratados cuando la situación actual de crisis haya acabado.

Fuentes del sindicato de pilotos Sepla en Air Europa dijeron que la presentación del ajuste de plantilla "no va a cambiar su posición en el conflicto por la externalización de actividad". La dirección de la empresa "va a incumplir una vez más la legalidad y plantea que las bajas se realicen por la adscripción de los trabajadores a los aviones a los que quiere dar de baja, cuando, en el caso de los pilotos, debe hacerse en función del escalafón".

Iberia cancela 104 vuelos por los paros del Sepla

Iberia ha cancelado 104 vuelos de los 292 que tenía programados para hoy por la convocatoria de la cuarta jornada de huelga que realizan los pilotos de la compañía. Los pasajeros de estos vuelos, unos 10.000, han sido recolocados en su mayor parte en otras compañías aéreas.

De las operaciones clausuradas, ocho son de largo radio, sobre 48 programadas. Otras 46 son de vuelos europeos (estaban programadas 118). En tráfico nacional quedan en tierra 50 vuelos de los 126 previstos.

La dirección de Iberia y los representantes de los pilotos mantuvieron ayer una reunión que finalizó sin que se llegase a ningún acuerdo. El paro de hoy es el cuarto convocado por el Sepla, tras los dos realizados en diciembre (18 y 29) y el lunes 9 de enero.

En esas tres jornadas de protesta se han visto afectados 318 vuelos y más de 30.000 pasajeros, que fueron recolocados en otras compañías.

Los vuelos con Canarias y Baleares, que están protegidos por los servicios mínimos, y los operados por Air Nostrum, Vueling y códigos compartidos operados por otras compañías no se ven afectados por el paro.

El conflicto se produce por la creación de la compañía de bajo coste Express, destinada a cubrir trayectos de corto y medio radio. La iniciativa fue anunciada en noviembre como una filial al 100% de Iberia, pero su plantilla está siendo contratada fuera sin contar con los convenios ni los escalafones laborales de la matriz.

Los colectivos de TCP y de tierra de Iberia, que hasta la fecha no se habían sumado a las protestas del Sepla, anunciarán en los próximos días un calendario de movilizaciones tras no alcanzar un pacto sobre la ampliación de las garantías de empleo hasta 2015.

Justificación del ajuste de plantilla

l Medidas: "Todas las iniciativas intentadas para equilibrar los gastos de la aerolínea se han mostrado insuficientes".

l Gastos: "El incremento de los gastos operacionales no gestionables, como el precio del combustible, el cambio euro/dólar o las tasas de pasajeros, navegación y aeropuertos, ha sido constante".

l Low cost: "Rápido crecimiento de las compañías de bajo coste que impide ajustar los precios".