Para facilitar el acceso al crédito

El ICO activa más de 15 líneas de mediación para 2012

Las líneas de mediación ofrecen préstamos con largos plazos de amortización, tipos de interés preferencial y sencilla tramitación a través de los principales bancos y cajas implantados en España. Las entidades de crédito son las que se encargan de analizar los proyectos y aprobar la concesión de los préstamos.

Las líneas de 2012 se agrupan en seis grupos diferenciados: inversión (para realizar inversiones en territorio nacional), liquidez (para financiar los gastos de un negocio), vivienda (préstamos exclusivos para promotores de vivienda de VPO), iniciar un negocio (para emprendedores), salir al exterior y otro tipo de préstamos.

Dentro del conjunto de líneas, destacan algunas como la línea ICO-Directo, préstamos que concederá directamente el ICO a autónomos y pymes con más de 1 año de antigüedad para financiar inversiones en activos fijos por un importe máximo de 200.000 euros.

Esta línea, que se podrá solicitar hasta el 31 de octubre de 2013, está destinada a autónomos y pymes que quieran realizar inversiones en territorio nacional, aunque también la podrán solicitar aquellos que quieran salir al exterior y los que necesiten préstamos para hacer frente necesidades puntuales de liquidez (compra de mercancía, pagos de nóminas o proveedores, entre otros).

Otra de las líneas destacadas del ICO es la línea ICO-SGR (Sociedad de Garantía Recíproca), vigente hasta el 31 de diciembre de 2012, que inicialmente consiste en préstamos con aval de una SGR para financiar inversiones en activos fijos por un importe máximo de 600.000 euros.

A esta línea podrán acceder aquellos que quieran realizar inversiones en territorio nacional, los emprendedores que quieran abrir un negocio, los que quieran salir al exterior y también los que necesiten hacer frente a necesidades puntuales de liquidez por un importe máximo de 600.000 euros.

Estos últimos podrán acceder también a la línea ICO-Liquidez 2012 constituida para conceder préstamos por un valor máximo de 10 millones en una o varias operaciones. Estos préstamos se podrán formalizar hasta el día 15 de diciembre de 2012.

Por su parte, los que quieran salir al exterior también dispondrán de la línea ICO-Internacionalización 2012, por la que se concederán préstamos de hasta 10 millones de euros por cliente y año en una o varias operaciones. Se podrán formalizar estos préstamos hasta el día 15 de diciembre de 2012.

Además, tanto las empresas que quieran invertir en territorio nacional como salir al exterior contarán con otras fuentes de crédito como la financiación corporativa, la financiación estructurada y el fondo FESpyme, constituido por participaciones directas en el capital y cuasi-capital de las empresas para financiar sus necesidades de crecimiento en el exterior.

Inversión y desarrollo profesional

De la misma forma, las empresas que quieran invertir en territorio nacional contarán con la línea ICO-Desarrollo Empresarial (préstamos para financiar inversiones en negocios nuevos con tipos de interés bonificados y financiación para realizar ampliaciones de capital en empresas) y la línea ICO-Inversiones (préstamos para financiar inversiones en activos fijos nuevos o usados).

Asimismo, contarán con préstamos destinados a instituciones para financiar activos fijos, préstamos destinados a la financiación de obras audiovisuales, el fondo FESinfraestructura y el fondo Jeremie.

Línea ICO - vivienda

En materia de vivienda, el ICO dispone de una línea de financiación de vivienda protegida de alquiler y otra de financiación de vivienda protegida de venta, ambas vigentes hasta el 31 de diciembre de 2012. Asimismo, cuenta con la línea ICO-Vivienda 2012, por la que otorga préstamos de hasta un máximo de 10 millones a promotores de viviendas nuevas terminadas destinadas a alquiler y financiación para rehabilitar viviendas para particulares y comunidades de propietarios.

Además, contará con una líne ICO-Asesoramiento vigente hasta el 31 de diciembre para volver a estudiar las solicitudes de financiación de hasta 2 millones de euros que hayan sido rechazadas por una entidad financiera a través del instrumento facilitador financiero que creó en 2011.