Novedades presentadas en el CES

Samsung e Intel apuestan por 'teles' y PC que entienden la voz y los gestos

Los gigantes de la electrónica de consumo y la informática han decidido revolucionar la forma en que los usuarios interactúan con las máquinas. Primero fue Microsoft con su mando Kinect para la consola Xbox, después Apple con su sistema Siri para hablar al iPhone. Ahora, Samsung, Sony, Lenovo, LG e Intel presentan en el CES de Las Vegas televisores y ultraportátiles que se controlan por la voz y los gestos.

Un operario da los últimos retoques al estand de Samsung en la feria de electrónica de consumo CES
Un operario da los últimos retoques al estand de Samsung en la feria de electrónica de consumo CES

Los mandos a distancia de los televisores y los teclados y ratones de los ordenadores empiezan a quedar relegados. Al menos, eso es lo que pretenden los gigantes tecnológicos, que estos días están mostrando en el CES sistemas más sofisticados y naturales para controlar a distancia los distintos dispositivos electrónicos. Samsung, por ejemplo, mostró en la feria durante la madrugada del lunes (hora española) un modelo de televisor, el ES 8000, que incorpora una tecnología que permite controlar el aparato con voz, movimiento y reconocimiento facial. Y no fue la única.

LG también ha presentado otro televisor que funciona con un mando, denominado Magic Remote, que hace posible dar instrucciones al equipo mediante comandos de voz y gestos. Un sistema que recuerda al Kinect de Microsoft, una tecnología que ya se ha hecho popular a la hora de jugar con la consola Xbox, y que reconoce los movimientos de los jugadores.

Precisamente, Steve Ballmer, consejero delegado de Microsoft, desveló también en el CES que en febrero lanzará nuevas funciones de Kinect orientadas a su uso en ordenadores con Windows. La versión para Windows saldrá a la venta por 249 dólares, dijo la compañía, que ha vendido 18 millones del dispositivo inalámbrico para Xbox y 66 millones de unidades de la videoconsola.

A estos gigantes también se ha sumado la china Lenovo, que anunció que su televisor inteligente K91 está equipado con un control remoto con sensor de movimiento, para usar juegos tipo la Wii de Nintendo. Y la japonesa Sony, que ha desvelado dos nuevos dispositivos que integran Google TV, el reproductor Blu-ray NSZ-GP9 y el reproductor de medios vía streaming NSZ-GS7. Ambos tienen un nuevo mando a distancia con teclado retroiluminado, un touchpad con soporte de navegación con gestos móviles y un sensor de tres ejes para los videojuegos. Además, y según explico la compañía japonesa, el reproductor Blu-ray también lleva un micrófono en el mando para poder realizar búsquedas en Google a través de la voz.

Pero no solo los televisores con conexión a internet y acceso a miles de aplicaciones y servicios podrán ser manejados a golpe de voces y gestos, también lo serán los ultrabooks, la nueva categoría de ultraportátiles impulsada por Intel y que une las ventajas de los portátiles y las de los smartphones (como el arranque instantáneo). Según Intel, estos ordenadores se masificaran este año (esperan que se lancen más de 75 al mercado) y los futuros modelos tendrán reconocimiento de voz. El vicepresidente de Intel, Mooly Eden, mostró cómo se podrán abrir programas, navegar e incluso twittear a través de comandos de voz que reconocen nueve idiomas, incluido el español. Para ello, Intel se ha aliado con la empresa especializada en reconocimiento de voz Dragon.

El fabricante de chips dijo que las futuras generaciones de ultrabooks irán provistas también de pantallas táctiles y control por gestos mediante cámaras. Así, el portátil Nikiski, del que se ha visto un prototipo, lleva una pantalla táctil que al cerrar el portátil queda a la vista, para consultar páginas web o el correo, por ejemplo, aunque el ordenador este cerrado.

Las empresas dejan claro en el CES que los portátiles y los televisores, ahora con conexión a internet, tienen una larga vida. Solo habrá que cambiar la forma de interactuar con ellos, pero habrá muchos nuevos servicios. MySpace, por ejemplo, entró ayer en el mundo de la tele de la mano de Panasonic. Ambas dieron la bienvenida a la televisión social.