Cierre de las Bolsas europeas

¿Va en serio?

Hoy las bolsas han subido. Y mucho. Los motivos no demasiado contundentes. La gran pregunta al cierre, es si esto va en serio o es el típico rebote de cierre de cortos.

La bolsa china ha tenido mucho que ver con todo lo que ha pasado hoy, acumulando una subida de 5% en dos días, ante rumores constantes de que el gobierno va a cambiar de política y va a fomentar de nuevo el crecimiento y va a levantar el pie de la lucha contra la inflación. Unos datos hoy de exportaciones e importaciones al menor nivel en dos años lo han fomentado. Además, Alcoa ha iniciado la campaña de resultados oficialmente con previsiones mejor de lo esperado, lo que ha terminado de animar al sectorial de materiales básicos que ha sido uno de los motores de la subida.

También ha ayudado el comentario de Fitch dejando claro que por el momento no corren peligros los rating AAA de Austria, Alemania y tampoco el de Francia, que ha sido punto de controversia en los últimos tiempos. Lo malo es que el que Fitch no vea motivo para cambiarlo, no significa que otras compañías de rating no piensen lo contrario.

Y poco más, algunos comentarios de fusiones y mucho cierre de cortos como suele ser normal en estas situaciones.

Por análisis técnico podemos ver, que se va a salir de forma violenta, muy violenta, de las figuras triangulares, y puede que de las figuras de diamante pero sería temerario intentar aún saber por donde, pese a las subidas de hoy.

El problema es que la crisis europea que es el gran problema de fondo sigue exactamente igual, y sin la más mínima variación, con los bancos atesorando el dinero que les presta el BCE, batiendo a cierre de ayer un nuevo máximo histórico de depósitos. El dinero a la economía real ni está ni, desgraciadamente, se le espera.

Tampoco me hace mucha gracia las lecturas de optimismo del pequeño inversor que vimos ayer en la encuesta de la asociación americana de inversores individuales. El menor número de bajistas desde hace más de dos años, no es nada tranquilizador. Las manos fuertes ayer comprando bonos alemanes con rentabilidad negativa, y las débiles comprando bolsa. Nunca se sabe con estas cosas, pero inquietante si que es.

En cualquier caso la bolsa en esta crisis ya ha tenido fases donde contra toda lógica ha tenido subidas importantísimas. Así que nunca se sabe y en estos momentos difíciles hay que vigilar más que nunca el análisis técnico, que está muy interesante, y si no vean.

Si miramos el gráfico del futuro del Ibex en diario:

Como vemos hay una cosa muy clara. Ahora mismo está metido en un triángulo simétrico, y con toda seguridad cuando salga del triángulo vamos a tener un movimiento muy violento. Estas figuras son así. La actitud mental correcta no es: "tiene pinta de ir a darse la vuelta" o "esto es engordar para morir". La correcta es: "no tengo ni la menor idea de por dónde va a salir, pero cuando rompa, será una ocasión de oro para seguir la ruptura".

Puestos a especular, podríamos pensar que esa figura, en realidad, es un triángulo, efectivamente, pero englobado dentro de una figura mayor de diamante...

No estoy seguro del todo, pero podría ser...

Hay un error común que es pensar que las figuras de diamante son figuras de cambio de tendencia seguro. La mayoría de autores reputados, defienden que no es así. Un diamante también puede ser una figura de continuación más violenta de la tendencia anterior. La mayoría de las veces aparece, desde luego como figura de cambio de tendencia y además de forma radical, pero no siempre.

En cualquier caso a tener en cuenta que la salida de una figura de diamante, es más violenta aún que la de un triángulo que ya es decir, pues las salidas de los diamantes suelen formar tramos de tendencia posteriores radicales y que duran bastante tiempo.

En suma. Aquí no hay que presuponer nada. Pero atención a la ruptura, sea por donde sea.

Una figura realmente muy parecida la podemos ver igualmente en el futuro del Eurostoxx.

Misma historia y a ver por donde salimos... de momento hoy a pesar de las subidas las figuras no se han roto por arriba ni mucho menos, luego estamos igual que estábamos, otra historia son los índices de EE UU que están mucho más fuertes y con mucho mejor aspecto.