Cumple las exigencias que le imponía el supervisor europeo

Santander logra el objetivo de solvencia con medio año de antelación

Santander cumple las exigencias que le imponía el supervisor europeo medio año antes de lo previsto. El primer banco español informó ayer de que ha alcanzado una ratio de capital de primera categoría del 9% a través de varias medidas de refuerzo del balance.

La Autoridad Bancaria Europea (ABE) exigió el pasado diciembre que las entidades sistémicas españolas recabaran 26.170 millones de euros para lograr un core Tier 1 del 9%. De este importe, 15.302 millones correspondían a Santander.

El grupo que preside Emilio Botín ha logrado esta cifra por diversas vías. Por un lado, ha contabilizado los 6.829 millones de euros de títulos obligatoriamente convertibles en acciones. El canje de preferentes por acciones ha reportado otros 1.943 millones. A su vez, el pago de dividendos en títulos en lugar de en efectivo ha generado 1.660 millones más. Los 4.890 millones de euros restantes han sido logrados "a través de la generación orgánica de capital y la transmisión de participaciones, entre las que destacan las de Chile y Brasil".

SANTANDER 3,78 -1,74%

El grupo reunió 950 millones de dólares (746 millones de euros) con la colocación en la Bolsa de Santiago del 7,8% del capital de su filial. La matriz retiene el control del 67% de Santander Chile.

Entre tanto, la firma española alcanzó un acuerdo el pasado diciembre para la transmisión de un 4,41% de Santander Brasil "a una entidad financiera internacional de primer orden, que entregará esas acciones a los titulares de los bonos canjeables emitidos por Santander en octubre de 2010 al vencimiento".

Santander también ha cosechado plusvalías con la venta de los seguros en América Latina a Zurich (750 millones) y la desinversión de Santander Consumer USA (750 millones). Alfredo Sáenz, su consejero delegado, explicó que "lo más probable ... es que se dediquen a realizar saneamientos en España".

El 10% a la vista

Santander tiene la intención de ir más allá de la normativa y alcanzar un core Tier 1 del 10% en junio de 2012. Un punto porcentual más de lo exigido. Para ello tiene previsto reconfigurar sus modelos internos y seguir optimizando los activos ponderados por riesgo.