Segundo día de la vista

Alemany niega el cobro por parte del Govern de trabajos no realizados

El periodista, Antonio Alemany, desmiente su implicación en el caso Palma Arena y niega haber recibido dinero encubierto por la elaboración de los discursos de Jaume Matas. Esta tarde está previsto que continúe declarando, al igual que el expresidente del Govern.

Los gritos y abucheos han vuelto a dar la bienvenida al expresidente balear, Jaume Matas, que acude por segundo día consecutivo al primero de los juicios que se celebran por el caso Palma Arena.

Este martes el protagonismo lo ocupan las declaraciones del periodista Antonio Alemany, encargado de elaborar los discursos de Jaume Matas durante el periodo 2003-2007, época en que gobernaban los populares con mayoría absoluta.

El periodista y Jaume Matas están acusados de malversación, prevaricación, fraude y tráfico de influencias después de adjudicar contratos amañados sin documentación y sin acudir a concursos.

El Ministerio Público y la acusación particular indican que Matas contrató los servicios del periodista e invirtió en sus medios para conseguir crear una opinión favorable a las actuaciones del ejecutivo regional. En concreto, se estima que la cantidad aportada por el expresidente asciende a 483.000 euros procedentes del dinero público.

Alemany ha señalado que se le ha colgado la etiqueta de amigo de Matas y se ha limitado a decir que le redactó tres discursos cuando era ministro de Medio Ambiente en la época de Aznar, uno de ellos sobre el plan hidrológico.

El periodista ha negado que recibiera dinero del Govern por trabajos que no llegó a presentar, tal y como afirmó ayer el exjefe de Comunicación del ejecutivo, Joan Martorell. Asimismo, ha matizado que desconocía el contenido del concurso de la agencia Nimbus presentado por la Fiscalía y en donde estaría recogida su contratación.

Se calcula que el pago encubierto recibido por la elaboración de los discursos asciende a 4.500 euros mensuales.

Alemany, que se enfrenta a cinco años y medio de cárcel, declaró ser un "periodista rabiosamente independiente" que no ha escrito nunca "al dictado de nadie".

Esta tarde está previsto que el periodista continúe esta tarde con la declaración y a él le seguira el exministro y expresidente del Govern, Jaume Matas.