Las medidas de ajuste le permitirán ahorrar 90 millones

El Gobierno vasco congela el sueldo a los funcionarios y suspende los beneficios sociales

Quedarán temporalmente suprimidas las primas por jubilación voluntaria y se eliminarán los complementos por incapacidad laboral transitoria para luchar contra el absentismo

El Gobierno de Euskadi ha aprobado esta mañana un paquete de medidas de ajuste para 2012 de carácter temporal que afectarán a los 67.000 trabajadores de la Administración vasca y permitirán un ahorro de 90 millones. Los funcionarios, según el nuevo decreto que ha sido explicado en Vitoria por Idoia Mendia, consejera de Justicia y Administración Pública, verán congelados sus salarios por segundo año consecutivo, a la vez que verán suspendidos alguno de los beneficios sociales que hasta ahora podían disfrutar.

Esta estrategia, que se ha aprobado sin haber llegado a un acuerdo con los sindicatos, permitirá suprimir temporalmente las primas por jubilación voluntaria, los permisos horarios por razón edad que den derecho a modificaciones de jornada sin disminución de retribuciones, la prórroga en el servicio activo a los funcionarios que cumplan 65 años y los compromisos relativos a la realización de contratos de relevo de manera que sólo se aprobará su utilización en "casos excepcionales". También ha eliminado los complementos por incapacidad laboral transitoria con el fin de luchar contra el absentismo. Esta última medida le puede suponer un ahorro de casi 44 millones.

Entre las propuestas que inicialmente había previsto, pero que finalmente no ha aprobado, se encuentra la suspensión del devengo en nómina de las cantidades correspondientes a la carrera profesional.