Cierre de sesión

Y para que suba la Bolsa, ¿qué hace falta?

Y para que suba la bolsa, ¿qué hace falta? Pues muy simple, lo único que hace falta es que los desquiciados mercados, que hacen ya cosas tan absurdas como comprar hoy bonos alemanes a seis meses con rentabilidad negativa del miedo que tienen, vean que los políticos europeos hacen algo serio contra la crisis. Como hoy han seguido sin verlo, pues de nuevo bajadas. Mientras no se vea algo de eso, más tacañería compradora. ¿La cumbre del Merkozy? Pues ni está ni se le espera, vamos que más de lo mismo, grandes proyectos de la parejita feliz, pero nada en concreto.

Ya se empezaba con el pie torcido por unas declaraciones de Der Spiegel en Alemania donde afirmaban que el FMI empieza a pensar que la única solución que existe para Grecia es salir del euro y devaluar su moneda.

Pero el euro tras tomárselo muy mal al principio, rebotaba desde mínimos. Esto propiciaba algo más de calma en la deuda periférica que mejoraba y un respiro para las bolsas europeas.

Pero hacia el final, de nuevo los indicadores perdían todo lo ganado, sin que pasara nada de especial, simplemente que la crisis europea sigue ahí y es muy grave. Realmente no hace falta nada más para bajar.

Este fin de semana Guillermo de la Dehesa, presidente del CEPR C. for Economic Policy Research, ha publicado en El País un trabajo sobre las consecuencias macro de los ajustes fiscales muy completo e interesante. Creo que es necesario darle una lectura a fondo, si queremos hacer un análisis económico fino, de las consecuencias para todos los países de la zona euro de las medidas de ajuste que están tomando:

TRIBUNA: GUILLERMO DE LA DEHESA

El impacto sobre el crecimiento

http://www.elpais.com/articulo/primer/plano/impacto/crecimiento/elpepueconeg/20120108elpneglse_3/Tes

Me han llamado la atención dos cosas. La primera esta cita:

En general, la evidencia empírica muestra que los ajustes fiscales tienden a reducir la tasa de crecimiento haciendo que, a corto-medio plazo, la deuda en porcentaje del PIB tienda a aumentar, dando la impresión de ser contraproducentes. Sin embargo, a medio-largo plazo suelen reducir el peso de la deuda en porcentaje el PIB.

Claro está que si los mercados te machacan como ahora, están retrasando el efecto benéfico de medio largo plazo y potenciando el negativo de corto plazo.

La clave está en la siguiente cita, esta es la forma de evitarlo:

Para evitarlo, es necesario que, simultáneamente al ajuste fiscal, se inicien fuertes reformas estructurales que incrementen el crecimiento potencial a medio y a largo plazo. En estos casos, la reforma estructural más importante es la del propio sector público, para conseguir hacerlo más pequeño y más eficiente suministrando servicios equivalentes con menos recursos.

Otro tema muy interesante es el siguiente:

Cita un trabajo del FMI, que ha realizado un estudio sobre 173 ajustes fiscales en países desarrollados entre 1978 y 2009, con lo que se obtienen conclusiones claras. Y el resultado no puede ser peor...los países periféricos tienen todas las condiciones para que el lastre en el crecimiento sea duro, lo ven en la cita final:

Finalmente, en algunos Estados miembros de la zona euro (ahora llamados "periféricos"), sus ajustes fiscales van a tener que ser necesariamente más sostenidos, a pesar de ser más negativos sobre su crecimiento, por combinar los peores factores iniciales posibles: desequilibrios fiscales elevados, altas primas de riesgo, tipos de cambio fijos, Banco Central exclusivamente centrado en la inflación y sin una unión fiscal que les pueda ayudar comprándoles su deuda temporalmente.

En especial vean esta cita del estudio del FMI:

Asimismo, dichos ajustes suelen ser más perjudiciales para el crecimiento en países con tipos de cambio fijos, como es el caso de los 17 Estados miembros de la zona euro, al no poseer un tipo de cambio nominal que depreciar para exportar al resto del área (adonde dirigen la mayor parte de sus exportaciones), ni tampoco poseer un Banco Central que tenga la tasa de crecimiento como objetivo de su política monetaria. El FMI calcula que el impacto de un ajuste fiscal sobre el crecimiento puede llegar a ser tres veces superior en países con tipos de cambio fijos.

Impresiona ver que en estas condiciones, con un banco central con el absurdo mandato de vigilar solo la inflación en una situación tan grave como esta, y la camisa de fuerza del euro, corremos el riesgo de tener el triple de problemas en el crecimiento que si esto no fuera así. Del trabajo se desprende que los gobiernos, deben llevar cuidado en no pasarse de rosca en los ajustes vía subidas de impuestos.

Se supone que Merkel sabe lo que está haciendo... algunos no lo tienen claro. Se ha hablado mucho del político portugués que se llevó su empresa a Holanda, porque no tiene claro si seguirán en el euro o volverá el escudo. Alemania lo ha hecho bien en su propia país, llevan diez años apretándose el cinturón y les ha salido bien, pero otra cosa muy diferente es que tengan claro lo que hay que hacer para cuadrar este complejo puzzle a nivel multinacional.

Para terminar otra cosa tan sorprendente como la subasta con rentabilidad negativa en Alemania de la que hablábamos al principio.

Me refiero a la encuesta semanal de la Asociación Americana de inversores individuales.

Lectura altamente preocupante para el futuro del mercado a medio plazo. Los bajistas al menor número desde el 22 de diciembre de 2010, los alcistas en el mayor número desde el 9 de febrero de 2.011.

Increíble, como con la que está cayendo el particular de EEUU está convencido de que vienen subidas.

El mercado está en un extremo de optimismo para los particulares ¿? mientras que las manos fuertes compran bonos alemanes con rentabilidad negativa...¿¿?? Mercados desquiciados y ya muy irracionales. Cuidado. Siempre recordando que puede seguir el optimismo del particular durante bastante tiempo antes de que el mercado empiece a caer, y que estas cosas son mejor para ver suelos que techos, pero desde luego no es nada favorable la lectura.