Para cumplir el objetivo de déficit del 2,8%

La CE valora las medidas anunciadas por Bélgica para ajustar el presupuesto

La Comisión Europea consideró hoy "audaz" las medidas de ajuste presupuestarias anunciadas por Bélgica para cumplir el objetivo de déficit del 2,8% este año, tal y como había pedido el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn.

"Son importantes noticias y por supuesto van a ser tenidas en cuenta en el análisis de la Comisión" en el marco del procedimiento abierto por déficit excesivo a Bélgica, señaló el portavoz de Rehn, Amadeu Altafaj, en la rueda de prensa diaria.

Bélgica, junto con Malta, Chipre, Polonia y Hungría fueron advertidos en otoño por la Comisión Europea de posibles sanciones en el procedimiento por déficit excesivo si no corrigen las desviaciones con nuevas medidas, y Rehn ha enviado cartas a esos Gobiernos para recomendarles ajustes concretos.

Rehn ha estado en contacto este fin de semana con el Gobierno belga y con el ministro belga de Finanzas, Steven Vanackere, en particular, después de la misiva que envió al Ejecutivo para recomendarle nuevas medidas estructurales de entre 1.200 y 2.000 millones de euros en el presupuesto para poder alcanzar un déficit por debajo del 3% o establecer una reserva por este monto.

El fin de semana el Gobierno belga anunció que congelará temporalmente gastos por valor de cerca de mil millones de euros previstos en sus presupuestos de 2012 antes de hacer nuevos ajustes en el control presupuestario previsto para febrero.

"Está claro que se trata de pasos audaces que van en la dirección adecuada", señaló Altafaj tras conocerse las medidas tomadas por Bélgica para cumplir con las exigencias de la Comisión Europea.

Vanackere admitió hoy en declaraciones a la radiotelevisión pública francófona de Bélgica RTBF que las previsiones presupuestarias del Gobierno federal son demasiado optimistas.

El Gobierno belga prevé un crecimiento del 0,8% y tiene un objetivo de déficit del 2,8% para 2012, mientras que la Comisión Europea calcula que con esta previsión Bélgica generaría un déficit del 3,25%, incumpliendo las exigencias del Ejecutivo comunitario.

Vanackere insistió en la "firme intención del Gobierno de hacer todo lo necesario para disponer de un presupuesto que respete nuestros compromisos de aquí a febrero", cuando habrá un nuevo control presupuestario y Bélgica prevé anunciar nuevas medidas, según se anunció después del Consejo de Ministros restringido que se celebró el pasado viernes a raíz de la carta de advertencia de Rehn.