Con 3.538 unidades
La gama Rolls-Royce
La gama Rolls-Royce

Rolls-Royce bate en 2011 su récord de ventas en 107 años de historia

La marca de lujo, perteneciente al grupo BMW, superó en 2011 su récord de ventas, establecido desde 1978 en 3.347 vehículos, impulsado por un aumento de ventas en Asia de casi el 50% respecto a 2010.

La marca de lujo Rolls-Royce superó en un 31% su nivel de ventas de 2010, año en el que vendió 2.711 vehículos, y cerró 2011 con el récord de ventas absoluto en sus 107 años de historia.

Gran parte de culpa la tiene el mercado asiático, en el que sus ventas crecieron en un 47%, con China como referente en esta zona. En América crecieron en un 17%, por un 23% en Oriente Medio. En Europa, el rendimiento fue especialmente positivo en Reino Unido, con un crecimiento del 30% respecto a 2010, mientras que en Alemania y Rusia el repunte fue del 50%.

Con sus 3.538 vehículos comercializados en 2011, supera en más de 200 la cifra que hasta ahora situaba a 1978 como el año más exitoso desde su fundación en 1904. Rolls Royce, británica de nacimiento pero alemana de adopción, ya que fue adquirida en 1998 por BMW, ha dado un giro en el diseño de sus berlinas de superlujo, dotando a sus modelos de un aire más deportivo, combinado con la elegancia que siempre ha definido a sus vehículos. Sus dos estandartes de la actualidad, el Phantom y el Ghost, son un buen ejemplo de ello.

La competencia con Bentley, perteneciente a Volkswagen, y que en su día perteneció a Rolls Royce, ha acentuado esa necesidad de reinvención.

De hecho, Bentley cerró el año con niveles de matriculaciones previos a la crisis, con un crecimiento significativo en todos los mercados. En total, vendió 7.003 vehículos, un 37% más que en en 2010. En diciembre, la marca matriculó 1.059 de sus coches, lo que supone un crecimiento del 69% respecto al mismo mes del año anterior, y que le deja como el segundo mejor mes de la historia de Bentley. Su mercado principal continúa siendo el estadounidense, con cerca de 2.000 unidades vendidas en todo el año, mientras que en China dobló sus ventas hasta 1.839.

Gran año para las matrices de Rolls y Bentley

Los resultados de Rolls-Royce y Bentley van en consonancia con los de sus matrices. Ambas cerraron 2011 con récord absoluto de ventas. BMW matriculó 1,66 millones de vehículos en todo el mundo, mientras que el grupo VAG superó los 8 millones de unidades vendidas por primera vez en su historia, en un año en el que se ha consolidado como el segundo mayor fabricante del mundo.

El secreto está en Asia, y más concretamente en China, donde las marcas premium avanzan a pasos agigantados, en un segmento que en aquel país dominan las marcas alemanas.