El CIRCE proyecta nuevas estaciones de carga rápida para coches eléctricos

¡Las electrolineras ya están aquí!

Hasta ahora, el término gasolinera ha venido siendo sinónimo de las estaciones de servicio para automóviles. Pero, dentro de muy poco, habrá que acostumbrarse a la denominación "electrolinera", a la hora de repostar el vehículo. Porque uno de los grandes problemas para el mercado de los coches eléctricos (la incomodidad en las recargas) está a punto de ser resuelto.

El Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos (CIRCE), una institución de la que forman parte Endesa, La Universidad de Zaragoza y el Gobierno de Aragón, está desarrollando un tipo de marquesina modular que albergarán varios "surtidores" para recargar los coches eléctricos en unos pocos minutos. La novedad de este prototipo es que integrarán varias tecnologías , utilizando también energías renovables para obviar las limitaciones derivadas de la capacidad de la red a la que, en un momento dado, deben conectarse.

La empresa aragonesa Pronimetal ha apostado decididamente por este proyecto y se encargará de comercializar este nuevo sistema de recarga, que está llamado a tener una gran acogida en los países más avanzados, donde los coches eléctricos empiezan a irrumpir con fuerza en el mercado. La compañía está trabajando codo a codo con el CIRCE y Endesa, porque ha visto un nuevo segmento de futuro, que puede enriquecer su actividad tradicional de transformación de metales.La flexiblidad de las nuevas estaciones de servicio (podrán montarse con rapidez y exportarse en contenedores, dado su reducido tamaño) facilitará notablemente su exportación.