Pese al bloqueo

Obama nombra al director de la oficina contra los abusos financieros

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha designado este miércoles, durante el receso del Senado, a Richard Cordray director de la Oficina de Protección Financiera del Consumidor (CFPB) pese a las objeciones de los republicanos.

En un discurso en un instituto de Shaker Heights (Ohio), Obama criticó que los legisladores republicanos bloquearan durante seis meses la confirmación de Cordray, a quien él nominó para el puesto el pasado 18 de julio.

"La única razón por la cual los senadores republicanos han bloqueado a Richard es porque no están de acuerdo con la ley que establece esta agencia. Quieren debilitarla. Y eso no tiene ningún sentido", aseguró Obama.

"No aceptaré un 'no' por respuesta", subrayó. "Cuando el Congreso se niega a actuar y como resultado hiere nuestra economía y pone a gente en peligro, tengo una obligación como presidente de hacer lo que deba hacer sin ellos, para actuar en nombre del pueblo estadounidense", añadió.

Al frente de la agencia creada en 2010 por el Congreso en el marco de la reforma financiera, Cordray, exfiscal general de Ohio, tendrá el objetivo de impedir que se repitan los abusos que llevaron a la crisis iniciada en 2008.

La decisión de obviar el proceso legislativo ha suscitado críticas de los legisladores republicanos, que ya en diciembre pasado rechazaron confirmarlo en el cargo y exigieron modificaciones en los objetivos de la nueva agencia reguladora.

"El presidente ha dado un paso sin precedentes: ha obviado al Congreso para designar a un funcionario previamente rechazado por el Senado, para liderar una agencia con poderes significativos y sin rendición de cuentas ante el pueblo estadounidense", se quejó en un comunicado la senadora republicana de Texas, Kay Bailey Hutchinson.

"Necesitamos cambios estructurales fundamentales en esta organización para asegurar que pueda verdaderamente proteger a los consumidores", subrayó Hutchinson, haciéndose eco de la postura general de los republicanos.

Sin embargo, el equipo de campaña de Obama aseguró hoy que el nombramiento de Cordray durante un receso legislativo responde al interés del mandatario de proteger a la clase media en el país.

"Es esencial que la agencia pueda seguir adelante", explicó hoy en una conferencia telefónica con periodistas David Axelrod, el principal estratega político de la campaña de reelección de Obama.

Pensada como un "guardián" de los consumidores en el ámbito financiero, la misión de la CFPB será la de ofrecer información clara y prevenir prácticas abusivas y engañosas por parte de las entidades financieras.

El líder de la mayoría demócrata del Senado, Harry Reid, dijo en un comunicado que apoya la decisión de Obama porque, en estos momentos de crisis económica, las familias de la clase media necesitan protecciones de prácticas que "privaron a muchos de su seguridad económica".

Mientras, la presidenta del Foro para Inversiones Responsables y Sostenibles, Lisa Woll, también apoyó la decisión de Obama porque, a su juicio, desde la (CFPB) Cordray podrá ayudar a "restablecer la mermada confianza de los estadounidenses en muchas instituciones financieras".