Importa el 14% del petróleo iraní

España, entre los países europeos más afectados por el embargo de crudo a Irán

España compra un 14% del petróleo importado en Irán y sería junto con Grecia e Italia el país europeo más afectado en caso de que la UE formalice su principio de acuerdo sobre el embargo de crudo iraní.

Principales importadores de petróleo de Irán
Principales importadores de petróleo de Irán

Las fuentes indican además que las petroleras españolas están manteniendo contactos con el Gobierno acerca de las fórmulas para garantizar el suministro mediante la compra de petróleo alternativo al iraní.

Según el último boletín mensual de la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores), Irán es, por detrás de Rusia, el segundo país del mundo al que más petróleo compra España, y el primero dentro de la OPEP.

En concreto, España importó 6,4 millones de toneladas de crudo de Irán en los diez primeros meses del año, prácticamente la misma cantidad que en el ejercicio anterior, lo que supone una cifra solo superada por las compras a Rusia, que alcanzan los 6,9 millones de toneladas, el 16% del total.

En todo caso, Cores asegura en su boletín que el sistema español mantiene "una gran diversificación de fuentes de suministro para evitar excesivas dependencias". España recibe petróleo desde una decena de países.

Los países de la UE han llegado a un principio de acuerdo para imponer un embargo al crudo iraní en respuesta a los avances en el programa nuclear del régimen de Teherán.

Las tensiones en Irán han provocado una escalada en el precio del crudo, que ha llevado a superar durante la sesión los 113 dólares por primera vez desde mediados del pasado mes de noviembre.

El próximo Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores de la UE, que se celebrará el 30 de enero, pretende tomar una decisión sobre la nueva ronda de sanciones contra Irán por su continua negativa a colaborar con la comunidad internacional sobre su programa nuclear.

Las fuentes indicaron que, pese al principio de acuerdo alcanzado, aún queda trabajo sobre el conjunto del paquete de sanciones y sus modalidades, como la fecha de entrada en vigor del embargo -para no provocar problemas a los países que importan bastante crudo iraní- antes de poder hablar de un pacto definitivo.