El Ejecutivo solo aprueba beneficios en el IRPF para quien compre

El Gobierno rompe la igualdad fiscal entre la adquisición y el alquiler de vivienda

El Ejecutivo de Mariano Rajoy recuperó el pasado viernes la deducción por compra de vivienda para todas las rentas, sin embargo, mantuvo el statu quo en el caso del alquiler. A efectos prácticos, ello significa que un contribuyente con una renta superior a 24.107 euros tendrá derecho a rebajas fiscales en el IRPF si compra una casa pero no si la alquila.

El sistema tributario español siempre ha primado la compra de casa frente al alquiler. Esta situación solo se interrumpió en 2011, cuando el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero equiparó la deducción por adquisición y arrendamiento de vivienda. El anterior Ejecutivo, por un lado, eliminó la rebaja fiscal en el IRPF por la compra de vivienda para rentas superiores a 24.107,2 euros y, al mismo tiempo, elevó hasta ese umbral el límite para aplicar la deducción por alquiler.

Esta igualdad fiscal solo ha durado un año. El Gobierno de Mariano Rajoy aprobó el viernes que todas los contribuyentes, con independencia de su nivel de renta, puedan beneficiarse de la deducción por compra. Sin embargo, no hizo lo mismo con el alquiler, cuyos beneficios tributarios quedan topados para las rentas superiores a 24.107 euros.

Así, un contribuyente con una base imponible de, por ejemplo, 30.000 euros tendrá incentivos fiscales para comprar una vivienda pero no por alquilarla. Si adquiere una casa podrá deducirse el 15% de los pagos efectuados hasta un máximo de 9.040 euros. Ello supone un ahorro tributario de hasta 1.356 euros anuales. Si este contribuyente tarda 30 años en liquidar su hipoteca, podrá deducirse más de 40.000 euros.

A diferencia de lo anunciado por Rajoy, el IVA del 4% no se limitará a la vivienda habitual

En cambio, un declarante con una base imponible superior a 24.107 euros no podrá descontarse ni un euro de su factura tributaria si opta por vivir de alquiler. Así, en términos puramente tributarios, resulta más atractivo la compra que el alquiler. Ello no es casual. Uno de los objetivos del Gobierno del PP pasa por dar salida al enorme stock de vivienda que está en manos de la banca.

Además de recuperar la deducción, el Ejecutivo de Rajoy también mantendrá para 2012 el tipo superreducido del 4% por la compra de vivienda nueva, una medida que ya aprobó el anterior Ejecutivo y que caducaba en 2011. Rajoy aseguró en su discurso de investidura que el gravamen del 4% se mantendría "únicamente para vivienda habitual y con un límite en su precio de adquisición". Sin embargo, el real decreto del viernes no hace ninguna referencia a estas salvedades y, por tanto, el tipo superreducido del 4% se mantiene para todas las viviendas.

Ningún miembro del Ejecutivo ha explicado los motivos por los que, de momento, no se ha limitado el IVA del 4% a la vivienda habitual. En cualquier caso, los expertos fiscales alertan que esta medida puede chocar contra la legislación europea. De hecho, la Comisión Europea ya aviso a España de esta posibilidad.

Las primera medidas adoptadas por el Ejecutivo del PP apuestan por facilitar solo la compra de vivienda nueva. Este matiz es importante. Las casas de segunda mano aplican el llamado impuesto sobre transmisiones patrimoniales, un tributo que está en manos de las comunidades autónomas y que se sitúa entre el 7% y el 8%. Es decir, la compra de una vivienda nueva de 300.000 euros implica pagar 12.000 euros por IVA. Para una casa usada del mismo precio, el peaje fiscal puede alcanzar los 24.000 euros. El programa electoral del PP prometía reducir el impuesto sobre transmisiones patrimoniales. El Ejecutivo central tiene competencia para adoptar esta medida, sin embargo, cualquier descenso del tipo obligaría al Ejecutivo central a compensar a las comunidades por la pérdida de recaudación. De momento, esa promesa se queda en eso, en una promesa.

Las casas se abaratan un 4% en 2011 y los expertos auguran más descensos

El precio de la vivienda nueva cayó un 4% en 2011, según un informe publicado ayer por Sociedad de Tasación, que indica que el precio medio se situó en 2.376 euros el metro cuadrado. Así, el coste de una vivienda de tipo medio alcanzó los 213.840 euros.

Para 2012, Sociedad de Tasación estima que el precio de la vivienda continuará su tendencia descendente, tras caer un 3,2% en 2010 y un 4% en 2011, aunque en algunas ubicaciones podrá ser menos acusada. "Es previsible que se mantenga el ajuste en el nivel de la oferta iniciado al final de 2008 para adecuarse a un volumen de demanda inferior al de periodos anteriores", subraya la compañía.

Con respecto al primer semestre de 2011, el precio medio de la vivienda se contrajo un 1,8%. Por comunidades autónomas, los precios disminuyeron en todas las regiones, si bien el descenso fue más acusado en Navarra (7,3%) y Aragón (7%). En cambio, Galicia y Extremadura registraron caídas menores, del 1,3% y del 2,8%, respectivamente.

Durante el pasado año, el precio medio de la vivienda nueva disminuyó casi en todas las capitales de provincia. Solo subió un 0,3% en Zamora y se mantuvo Pontevedra. Por otro lado, en cuatro capitales (Barcelona, San Sebastián, Madrid y Bilbao) se superó el precio medio nacional de 2.376 euros por metro cuadrado. Barcelona es la ciudad más cara (3.671 euros el metro cuadrado), seguida de San Sebastián y Madrid.

Las cifras

15% es el porcentaje de deducción por la inversión en vivienda habitual. Esta rebaja tributaria puede aplicarse con independencia del nivel de renta.

4% es el tipo en el IVA que se aplicará durante este ejercicio a la compra de vivienda nueva. La ley, de momento, no diferencia entre primeras y ulteriores residencias.