Rehn valora positivamente el plan de ajuste del Gobierno

Bruselas y el Gobierno español abordarán la desviación del déficit

La Comisión Europea y España tienen previstas diversas conversaciones para tratar sobre la desviación del déficit público anunciada recientemente por el Gobierno español, indicó hoy el portavoz comunitario Olivier Bailly.

"En la medida en que hay una desviación del déficit español hasta un 8%, dos puntos por encima de lo previsto, existe un diálogo previsto entre las autoridades españolas y la Comisión", dijo en rueda de prensa el portavoz.

Bailly precisó que las conversaciones con los Estados miembros forman parte del procedimiento de déficit excesivo en el que se encuentra España y la gran mayoría de los Estados miembros. "Antes de tomar medidas para la reducción del déficit, los países pueden consultar con la Comisión Europea, lo que ocurre de manera estructurada", señaló.

El portavoz dijo no disponer de información sobre las próximas reuniones que se llevarán a cabo con las autoridades españolas, pero explicó que serán de carácter técnico entre la Dirección de Finanzas de la Comisión Europea y el ministerio de Economía español.

Por otra parte, recordó que el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, valoró positivamente la semana pasada el paquete de consolidación y las medidas presupuestarias anunciadas por España.

Se trata de un paquete "equilibrado" al proponer importantes reducciones del gasto público y un aumento de los impuestos, dijo el portavoz. "Corresponde a las autoridades españolas decidir qué otras medidas tiene que adoptar para superar la brecha de la desviación del déficit público y alcanzar el objetivo del 3 % establecido para 2013", añadió.

En ese contexto, indicó que la Comisión "ha hecho varias recomendaciones en el pasado", como las relativas al IVA, recordó.

Asimismo, explicó que Bruselas valora en particular que el Ejecutivo español haya anunciado que tiene previsto adoptar reformas estructurales en el futuro próximo.

"Estamos muy interesados en trabajar con las autoridades españolas en la definición de la reformas estructurales, porque cuando se trata del mercado laboral o de la consolidación del sector financiero (...) podría haber un impulso adicional para el crecimiento y los nuevos ingresos derivados", señaló.

La pasada semana la Comisión Europea lamentó la desviación del déficit público anunciada por el Gobierno español, dos puntos porcentuales por encima del 6 % del PIB comprometido y previsto por el anterior Ejecutivo. Bruselas confió en que el país se mantenga firme en el objetivo de corregir el déficit excesivo para 2013.