Asciende a 130 millones de euros

Lufthansa trasladará el coste de las emisiones al precio de los billetes

Lufthansa trasladará a sus clientes el "esperado" coste de 130 millones de euros derivado del impacto de la directiva de comercio de emisiones comunitaria (ETS por sus siglas en inglés) en 2012, por la cual las aerolíneas que operan en la Unión Europea (UE) estarán obligadas a pagar por sus emisiones de dióxido de carbono.

"Tendremos que pasar la carga impositiva a través de los precios de los billetes a la vista de la intensa competencia, y tal y como ha sugerido la UE", dijo la compañía alemana en un comunicado, aunque precisó que en "un corto plazo el precio de los billetes no se verá afectado".

Lufthansa ha explicado que este coste se reflejará en el sobrecargo por el encarecimiento por combustible que aprobó el pasado mes, y que grava entre 102 y 122 euros los vuelos intercontinentales y con 31 euros las rutas europeas y domésticas.

Desde el día 1 de enero, todas las aerolíneas que despeguen o aterricen en los aeródromos de la UE tienen asignados unos derechos de emisión y podrán superarlo siempre que compren más derechos a otras compañías o los sobrantes.

La UE impondrá topes a las emisiones de los aviones para reforzar la lucha contra el cambio climático y hará pagar a las aerolíneas que superen su cuota.

La aplicación de la directiva de emisiones en el sector de la aviación no ha estado exenta de polémica, ya que las aerolíneas defienden que sólo generan el 2% de las emisiones totales y subrayan el importante peso de la industria en la actividad económica.