Dice que el Gobierno cuenta con planes para reducir el déficit

Cameron apuesta por extender la austeridad a la City

El primer ministro británico, David Cameron, ha expresado su disposición para acabar en 2012 con los "excesos" cometidos en las retribuciones distribuidas en el sector financiero británico, mientras que aseguró que el Gobierno cuenta con planes "claros y sólidos" para reducir el déficit.

En su discurso de Año Nuevo, el líder conservador británico se comprometió a "frenar los excesos de la City", del mismo modo que se están reformando las ayudas sociales, ya que "mientras unos pocos disfrutan de recompensas sin que parezca que tengan que asumir responsabilidades por los riesgos, muchos otros dependen de ayudas sociales".

Por otro lado, el mensaje de Cameron destacó la ''inyección de confianza'' que supondrán para Reino Unido la coincidencia en 2012 de la celebración de dos eventos como los Juegos Olímpicos de Londres y las bodas de diamante de la Reina de Inglaterra.

"Las cámaras y televisiones de todo el mundo prestarán atención a estos eventos, lo que nos brinda extraordinarios incentivos para mirar hacia el exterior y hacia adelante, sentirnos orgullosos de qué y quiénes somos y de lo que podemos lograr", afirmó el primer ministro británico.

En este sentido, Cameron expresó su confianza en que Reino Unido será capaz de salir adelante, a pesar de las dificultades que acechan al país y subrayó que el Gobierno cuenta con planes "claros y sólidos" para reducir el déficit.

"Será difícil superar las dificultades, pero sé que lo haremos", afirmó para destacar posteriormente que las medidas adoptadas hasta ahora han dotado al país de "cierta protección" frente a "la peor de las tormentas de deuda" que azota la eurozona.

No obstante, a pesar de este cierto grado de seguridad, el primer ministro británico emplazó a sus compatriotas a construir el futuro de Reino Unido "con decisión, confianza y firmeza".