Déficit de tarifa de 24.000 millones de euros

Soria plantea repartir el coste de las renovables con eléctricas y Estado

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, abrió hoy la puerta a que las compañías eléctricas carguen con parte del extracoste que suponen las energías renovables y que actualmente solo pagan los usuarios a través del recibo de la luz.

En declaraciones a la Cope, Soria aseguró que la apuesta del Gobierno será que las renovables, que son las energías más caras, sigan teniendo un importante peso en el mix de generación eléctrica de España "pero sabiendo que comportan un extracoste que ha de pagar alguien: o el Estado o los consumidores o una parte las eléctricas".

"Si el Estado no tiene recursos, porque tiene cada vez menos, si los consumidores no desean que se incorporen a las tarifas y si las eléctricas tampoco quieren, es evidente que tendremos que llegar a un acuerdo entre todos para ver lo que hacemos", dijo Soria, quien avanzó que esta cuestión centrará su trabajo en el terreno energético durante las próximas semanas.

Añadió que el Gobierno tiene que intentar taponar la "hemorragia financiera" que se está produciendo como consecuencia del actual modelo energético de España, que ha derivado en un déficit de tarifa de 24.000 millones de euros.

"Eso supone cambiar el modelo. El Gobierno no desea hacerlo de forma unilateral. Queremos contar con las eléctricas, las distribuidoras y los consumidores", aseguró Soria, quien dijo que si no se toman medidas, en cuatro o cinco años, se duplicará el déficit de tarifa, que se genera porque los ingresos por venta de electricidad no cubren los costes de producción.

En paralelo a la reforma del sistema, hay que dar una solución a la deuda acumulada, para lo que ya ha empezado a hablar con los responsables de las compañías eléctricas, apuntó.

En cuanto al recibo de la luz, Soria reiteró que este se ha congelado porque el coste de la energía ha bajado y se ha podido subir así el otro componente de la tarifa eléctrica, los peajes, que son los que remuneran costes regulados como el transporte o la distribución.

Respecto a la subida de impuestos aprobada el viernes, Soria aseguró que pagarán más los que más ganan y dijo que si no hubieran adoptado medidas de ajuste la situación se habría deteriorado aún más y España habría terminado como Grecia.