Mercados

Rajoy se estrena en La Moncloa con una subida del Ibex del 4%

El índice cierra en 8.542,7 puntos, el nivel más alto en dos semanas, y la prima de riesgo española se aleja del contagio de Italia.

Las aguas vuelven a su cauce al cerrar el año. Prácticamente todos los problemas que atenazan a la UE siguen sin resolverse, pero el mercado ha dicho basta, por el momento. Con el argumento de unos datos de actividad y empleo en EE UU que están siendo mejor de lo esperado, los inversores han aprovechado para dar un impulso a la Bolsa. En la semana que el nuevo Gobierno de Mariano Rajoy se estrena, el Ibex ha logrado subir un 4,14%, para cerrar en 8.542,7 puntos; el viernes sumó el 0,94%.

"En el discurso de investidura, Rajoy confirmó que los objetivos de déficit son incondicionales y eso gustó mucho. Rajoy ha hecho justicia a esa característica suya de no dar sorpresas. Eso es algo que el mercado premia", valora Juan Luis García Alejo, director general de Inversis Banco, que elogia la elección de los cargos económicos. "Luis de Guindos Economía aúna un perfil técnico muy bueno con experiencia política. Cristóbal Montoro Hacienda tiene una mayor carga política y eso será bueno para lidiar con las administraciones públicas".

La mejora del entorno ha ayudado al mercado español, que ha superado a índices como el Dax o el Footsie, que han subido el 3,11% y 2,33% en la semana. "Nos ha acompañado mucho el contexto exterior, donde se han publicado una cifras económicas positivas en EE UU y hemos asistido a una subasta histórica de liquidez por parte del BCE. En otras circunstancias, la entrada del nuevo Gobierno hubiera pasado desapercibida", explica Mercedes Camacho, de IGF.

La mayoría de los analistas considera que la conformación del nuevo Ejecutivo ha contribuido a la estabilidad de la Bolsa. "Tanto los gobiernos de Italia como el de España merecen la confianza de los mercados, pero el de nuestro país ha salido de las urnas, y eso está jugando a su favor", explica Daniel Pingarrón, de IG Markets. "El Gobierno anterior estaba agotado y no tenía fuerza para negociar con las Comunidades Autónomas. Los mensajes que ha dado Rajoy son muy buenos. Se sabe lo que van a hacer. Lo que el mercado penaliza son los bandazos como los que dio el Gobierno anterior", apunta David Galán, director de renta variable de Bolsa General.

El mercado ha subido con la ayuda de los grandes valores. Santander, Telefónica y BBVA han sumado el 4,20%, 3,47% y 7,20% en la semana. Pero en la mayoría de las compañías cotizadas ha entrado dinero. æscaron;nicamente han cerrado en negativo dentro del Ibex BME (-0,56%) y Bankia, que se deja un 0,88%.

Crece la brecha con Italia

Aunque la tensión se ha mitigado, lo cierto es que las primas de riesgo de los países periféricos siguen en niveles altos. Así, la rentabilidad del bono italiano a 10 años se situó por encima del 7%, un nivel considerado insostenible. La prima de riesgo es superior a los 500 puntos, dado que el bono alemán cotizó en 1,96%. El rendimiento alcanzado en el secundario por los bonos españoles se situó en el 5,377% y la prima de riesgo cerró en 342; es decir, la brecha entre España e Italia llega ya a los 160 puntos.

"Muchos inversores tenían posiciones infraponderadas en Grecia, Portugal, Irlanda y España y posiciones cubiertas en Italia, pero han reducido esta última, dado que la exposición mediante los seguros de crédito CDS se ha llegado a poner en duda", explica Carlos González-Mesones, gestor de Pictet Wealth Management.

Monti consiguió el viernes que el Senado aprobara por 257 votos a favor y 41 en contra un plan de ahorro de 30.000 millones, el tercero desde junio. "La credibilidad es esencial para que nuestro país pueda superar la crisis y volver a crecer", declaró Monti a los senadores antes de proceder a la votación. El primer ministro italiano se está encontrando más dificultades de las esperadas a la hora de poner en marcha sus programas de austeridad.

La inyección masiva de liquidez del BCE, que el pasado miércoles otorgó medio billón de euros al 1% durante tres años, ha conseguido aliviar la presión sobre la banca y los Gobiernos, que afrontan un primer trimestre de 2012 con cuantiosos vencimientos.

Por otra parte, la institución monetaria europea anunció el viernes que invirtió durante la última semana un total de 19 millones de euros en la adquisición de deuda soberana de los países de la zona euro, frente a los 3.361 millones de los siete días anteriores, lo que supone su nivel más bajo desde que retomó las compras de bonos en agosto.

Los mercados afrontan la última semana del año algo más calmados, pero con muchas dudas para 2012. El Ibex acumula un descenso del 13,35% en 2011.