Iniciada el pasado día 16

Los vigilantes de seguridad de los aeropuertos franceses seguirán la huelga

Los vigilantes de seguridad privada de los aeropuertos de Francia decidieron hoy prolongar la huelga iniciada el pasado día 16, que está provocando retrasos y perturbaciones en los vuelos.

La decisión fue adoptada en una Asamblea General, celebrada en el aeropuerto parisiense de Roissy Charles de Gaulle, convocada por los sindicatos que reclaman mejoras salariales y laborales de los 10.000 agentes que trabajan para las empresas dedicadas a los controles previos al embarque de los pasajeros.

El paro se mantendrá al tiempo que las organizaciones sindicales mantienen abierta la negociación con la patronal del sector, que se ha comprometido ya a dar una prima a los trabajadores aunque rechaza el aumento salarial que reclaman, de 200 euros.

Entretanto, agentes de la policía de fronteras y de otros cuerpos están llevando a cabo desde hace varios días las labores de control en los puntos de acceso a las zonas de embarque de los aeropuertos.

Pese a ese despliegue, decidido por el Ministerio del Interior, el paso por esas zonas viene acompañado de retrasos ya que los agentes no están formados para la lectura de los escáneres, por lo que deben llevar a cabo cacheos manuales, lo que ralentiza el proceso.