Asamblea general

Cajasol espera doblar su beneficio de 150 millones al acabar el año

El presidente de Cajasol, Antonio Pulido, ha expresado hoy su convencimiento durante la última asamblea general del ejercicio 2011 de que el beneficio de 150 millones de euros logrados en los nueve primeros meses del año se habrá doblado cuando este acabe.

Según ha informado Cajasol en una nota de prensa, es beneficio se logrará tras descontar los intereses pagados por el préstamo público que ha cubierto el cose de integración de Banca Cívica, entidad que se ha convertido en pionera en la reforma del sector financiero.

En la asamblea, Pulico, presidente de Cajasol y copresidente de Banca Cívica, ha comunicado que el coeficiente de solvencia se encuentra en el 13 % frente al 11,9 % del pasado ejercicio, y el capital principal se encuentra por encima del 9,5 por ciento, "gracias a su exitosa salida a bolsa".

Respecto al proceso de integración con Banca Cívica, Pulido ha subrayado que ya se han cubierto el 80 % de los costes presupuestados hasta finales de 2012 por lo que apostarán "por continuar desarrollando medidas de contención y de control de la morosidad" para evitar ser penalizados por los mercados financieros.

Pulido ha mostrado su satisfacción por formar parte del grupo de tres entidades herederas de las cajas que cotizan en bolsa, lo que será, a su juicio, una de sus ventajas competitivas además de suponer "rigor, transparencia y profesionalización en la gestión".

Por otra parte, la asamblea ha aprobado por unanimidad la constitución de la Fundación Caja Guadalajara por la que espera mantener y preservar la obra social y cultural de la caja sumándola a la Fundación Cajasol, a la espera que esta constitución sea autorizada por la Junta de Andalucía.

En ese sentido, el presidente de Cajasol ha abogado por mantener "el gran esfuerzo que estamos haciendo para mantener nuestro compromiso con el desarrollo de Andalucía y del resto de territorios donde operamos" pese a los ajustes "que exige el actual contexto".

Para hacer frente al contexto de crisis económica, Pulido ha apostado por hacer "reformas estructurales a nivel comunitario y plantear una solución efectiva a la crisis de la deuda, de forma que el crecimiento que necesita Europa se afiance junto con el necesario control de déficit".