La semana pasada ya puso en revisión la calificación de España

Fitch degrada el rating de Valencia y pone en perspectiva negativa los de Murcia y Cataluña

La agencia de calificación rebaja el rating de la Comunidad Valenciana de A- a BBB, mientras que pone en perspectiva negativa los de Murcia (A) y Cataluña (A-).

La agencia de calificación Fitch afirma que estas rebajas no están directamente afectadas por su decisión de hace escasos días de poner en perspectiva negativa el rating de España, además de los de Francia, Bélgica, Italia, Irlanda, Eslovenia y Chipre. El motivo está en el cada vez más difícil entorno operativo y en los riesgos de refinanciación, dados los problemas en el acceso a liquidez.Fitch completará su revisión en el priemr trimestre de 2012, y tendrá en cuenta "las presiones de amortización de sus deudas" y las medidas de austeridad adoptadas en 2011.

Fitch pone su mirada en los problemas de financiación de estas regiones, que han tenido que recurrir a la emisión de deuda pese a que los mercados internacionales hayan estado prácticamente cerrados en los últimos tiempos. Pone como ejemplo una de las últimas emisiones de la Comunidad Valenciana, que quedó por debajo de las expectativas al ser suscrita sólo en un 58%, y recuerda las dificultades para obtener financiación por la vía tradicional.

A su juicio, la rebaja en la calificación de la deuda valenciana refleja su tensa situación de liquidez y el hecho de que haya agotado casi todas las vías posibles de financiación. También muestra su preocupación por el alto volumen de deuda que vence a corto plazo, un 18,5% del total, lo que hace a la región más vulnerable ante riesgos de refinanciación. Pero, como reconoce la propia agencia, "dada la alta exposición de Valencia en los mercados financieros nacional e internacional, confiamos en que la región recibiría algún tipo de ayuda financiera procedente del gobierno central en caso de necesidades de liquidez". Algo que también ha tenido en cuenta para realizar la rebaja del rating.

Perspectiva negativa para Murcia y Cataluña

La decisión de poner en perspectiva negativa el rating de la deuda a corto y largo plazo de la Región de Murcia resoponde a la tensión de liquidez reflejada por su creciente utilización de créditos bancarios para financiarse. Según los datos que maneja Fitch, en septiembre el gobierno murciano sólo había saldado el 43% de los costes la contratación de bienes y servicios. En esa fecha, apunta, el déficit representaba el 1,82% de su PIB, mientras que el objetivo marcado por el Gobierno central para las CC AA está en el 1,3% para todo el ejercicio. Fitch señala que Murcia no podrá cumplir con ese porcentaje, pese a las medidas de austeridad anunciadas, lo que, añade, no asegura que todas ellas se vayan a implementar de forma efectiva.

En cuanto a Cataluña, señala su debilidad presupuestaria y los retos que afronta la administración para reducir el déficit en el corto plazo.