Asegura que su presencia en la subasta del BCE fue testimonial

Caja Laboral no participará en la reestructuración del sector bancario

Caja Laboral se ha desmarcado del proceso de reorganización del sector bancario que ha anunciado el nuevo presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Xabier Eguibar, subdirector general de la entidad de ahorro perteneciente al grupo Mondragón, ha asegurado esta mañana en Bilbao que "ni estuvimos en la primera vuelta [de la restructuración] ni estaremos en la segunda".

Xabier Eguibar, subdirector general de la entidad de ahorro perteneciente al grupo Mondragón, ha justificado esta decisión "por que tenemos nuestro propio modelo y en nuestra reflexión estratégica no se contempla un proceso de fusión".

La cooperativa de crédito, según Eguibar, tiene una situación de solvencia "muy buena". Ha añadido que el 85% de sus activos están financiados por minoristas y que no tiene vencimientos mayoristas hasta 2014.

Sobre la actuación del Banco Central Europeo (BCE) de poner en manos de los bancos cerca de medio billón de euros, considera que servirá para aliviar la deuda soberana de algunos gobiernos y, también para que pueda finalizar la guerra del pasivo abierta por algunas entidades de ahorro. Esta pugna, ha indicado, "afecta a entidades como la nuestra que tiene unos buenos ratios de solvencia y liquidez". Eguibar ha señalado que la presencia de Caja Laboral en la subasta del BCE ha "sido testimonial".

El subdirector general de la cooperativa de crédito ha manifestado que el equipo económico del Gobierno "es solvente". Ha asegurado también que los nuevos ministros de Rajoy están preparados para afrontar una política de recortes, de reordenación del sector bancario y de estímulo de la economía.

Caja Laboral ha presentado esta mañana su panel de previsiones para 2012 que recoge una notable caída de las expectativas en Europa y escenarios adversos para mejorar los registros del mercado laboral. Así vaticina que el próximo año el crecimiento del PIB en el Estado español será nulo, mientras que en el País Vasco aumentará un ligero 0,4% y en Navarra un 0,5%. Respecto del empleo prevé un retraso de la caída del paro hasta 2013, con incrementos de un punto porcentual en España para llegar al 22% la tasa de desempleo frente al 12,5 de País Vasco y Navarra.