Las bodegas logran avances espectaculares en el exterior

Rioja espera cerrar 2011 con un record de ventas en plena crisis

Si la campaña de Navidad no se tuerce, las bodegas de Rioja cerrarán 2011 con un record histórico de ventas. Algo realmente sorprendente, ya que este avance se produce en plena crisis económica y con los viticultores presentes en el Consejo Regulador protestando por los bajos precios de la uva.

Hasta noviembre, las ventas han alcanzado los 271, 8 millones de litros , muy cerca de los 272 millones logrados en 2007, el año en que todavía no había estallado la crisis y el esplendor económico parecía no tener fin.

La clave de estos excelentes resultados hay que buscarla en el crecimiento de los mercados exteriores. Las bodegas ven compensado así el enorme esfuerzo inversor en la promoción , el aprovechamiento de los nuevos recursos tecnológicos y la captación de nuevos mercados y segmentos de consumidores. Entre los principales clientes , Estados Unidos y Alemania experimentan un incremento del 17%, aunque los mayores porcentajes se registran en mercados emergentes, como China , donde se alcanza el 153%..

José Luis Benitez, gerente del Grupo Rioja y uno de los impulsores de la Plataforma Tecnológica del Vino, subraya que "los vinos de Rioja son percibidos en el exterior como un valor seguro, dado que siempre ha apostado rotundamente por la calidad. La promoción constituye un factor clave, ya que se trata de dar a conocer esta realidad con una adecuada imagen de producto".

La batalla de los precios

La crisis está imponiendo duros sacrificios en lo que respecta a precios. A pesar de la subida de costes, las bodegas se han visto obligadas a recortar tarifas. En 2011, el precio medio del litro de rioja ha bajado de 4, 02 a 4 euros. Pero en origen el desplome es mucho mayor. En 1999, los viticultores llegaron a cobrar 1, 95 euros por kilo de uva; hoy llegan con dificultades a los 70 céntimos.

Un estudio del profesor de la Universidad de la Rioja Fernando Martínez de Toda revela que la caída de los precios ha poblado de mileuristas el sector vitícola. Agricultores con ingresos precarios , cuya situación puede poner en riesgo el futuro del rioja. Unos vinos que, según el último informe de la consultora Nielsen, acaparan nada menos que el 38, 7% del mercado español, mientras su inmediato seguidor, Ribera del Duero, sólo llega al 8, 9%.