La compañía cae un 11,6% en Bolsa por la debilidad de las ventas

Oracle incumple las previsiones por la debilidad del software

Oracle, el tercer mayor fabricante de software del mundo, sufrió ayer un duro castigo en Bolsa. La compañía, capitaneada por Larry Ellison, no cumplió los pronósticos de ventas y ganancias y cayó ayer un 11,6% en el mercado, arrastrando a otros títulos tecnológicos, como SAP, IBM o Salesforce, rivales de Oracle. El desplome de las acciones de esta compañía desató de nuevo el temor a una desaceleración en el gasto en tecnología como consecuencia de la crisis económica.

La multinacional estadounidense se sumó a otras empresas tecnológicas como Intel, HP y Texas Instruments que han advertido también de un empeoramiento de las condiciones del negocio, señaló Reuters.

Oracle informó que en el segundo trimestre de su año fiscal su beneficio neto aumentó un 17% hasta los 2.190 millones de dólares o 43 centavos por acción. Si se excluyen costos como amortizaciones y compensaciones basadas en acciones, la ganancia subió de 51 a 54 centavos por acción. Los analistas habían previsto 57 centavos por título.

Y todo ello pese a que las ventas de su área de hardware cayeron un 14%, la tercera caída interanual consecutiva en este segmento. Este hecho ha ejercido una gran presión sobre los ingresos de la compañía, que subieron un 2% hasta los 8.800 millones, aunque los analistas habían previsto que podrían elevarse hasta los 9.200 millones.

La caída en hardware ha sido interpretada desde Oracle como un reajuste normal del mercado ante el redireccionamiento del fabricante, que ha abandonado el hardware tradicional en favor de sistemas especializados, como su máquina Exadata, que combina el software y los servidores de Oracle, y que creen serán más rentables a largo plazo. Ellison dijo que la subida de los sistemas Exadata "ha sido del 100% comparado con el año pasado".

En cuanto a los ingresos de Oracle por nuevas licencias de software (indicador clave de crecimiento y de actitudes de compra de los clientes) subieron un 2% hasta los 2.000 millones, pero los analistas habían previsto una subida de doble dígito y Oracle había fijado un rango de crecimiento entre el 6% y el 16%.

Larry Ellison pierde 4.000 millones

Forbes calcula que Larry Ellison perdió ayer más de 4.000 millones de dólares por la caída de Oracle en Bolsa. En términos de capitalización, la compañía perdió casi 20.000 millones. Desde enero, las acciones acumulan una bajada del 19%, cuando hasta ayer el descenso era del 6,8%. Además, la firma sufrió al menos tres rebajas en su recomendación de Société Générale, CLSA y Canaccord.

Mark Hurd, copresidente de Oracle, hizo ayer especial hincapié en que la empresa ha aumentado su fuerza de ventas en 1.700 profesionales en la primera mitad del año. "Creemos que ese incremento combinado con nuevos e innovadores productos como Fusion Cloud ERP y Cloud CRM soluciones en la nube nos permitirán tener un sólido crecimiento orgánico en la segunda mitad de este año".