Francisco Granados y Manuel Cobo aparecen en todas las quinielas

El segundo escalón del Gobierno ya asoma

Conocidos los ministros, empieza el baile de los segundos en el escalafón: los secretarios de Estado. Desde el Partido Popular, apuntan algunos de los candidatos con más opciones.

La incógnita del escalafón
La incógnita del escalafón

Trece caras acompañan a la de Mariano Rajoy en la fotografía del Ejecutivo, pero un paso por detrás de ellos serán muchos más los que trabajen para acometer la acción de Gobierno. El Consejo de Ministros de mañana, el primero de la nueva etapa popular, no adoptará medidas de calado pero sí traerá los primeros nombramientos.

Mientras llegan los anuncios oficiales, todas las quinielas recaen en esa categoría, la de los secretarios y subsecretarios de Estado y directores generales. Dos candidatos son los que más suenan: Francisco Granados, que podría ser designado secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, y Manuel Cobo, que acompañaría a Alberto Ruiz-Gallardón en la capitanía de Justicia. Ambos son hombres del partido y han captado la atención en el pasado por alguna que otra polémica con el aparato.

Desde el Partido Popular, anotan otros probables para el cuerpo técnico del Estado. Dentro del departamento de Hacienda, figuran como destacados Antonio Beteta, Elvira Rodríguez -que ya fuera ministra de Medio Ambiente y que es interventora del Estado de carrera-, Salvador Ruiz Gallud -exdirector de la Agencia Tributaria- y Ricardo Martínez Rico. Los dos últimos son históricos colaboradores de Cristóbal Montoro y con Francisco Piedras son denominados dentro del PP como Los Montoro Boys, por la relación que les une al ministro.

En la Secretaría de Estado de Comercio -dependiente de Economía- podría recalar Jesús Sainz, que actualmente preside PromoMadrid, y en Sanidad, fuentes del Partido Popular colocan a Julio Sánchez Fierro, que ya ocupó la Subsecretaría de este Ministerio bajo la batuta de Celia Villalobos. También Álvaro Nadal aparece en el staff del próximo Ejecutivo, aunque no es seguro el puesto que podría ocupar. Algunos apuestan por él como responsable de la Oficina Económica del Presidente, pero por ahora él desmiente: "No hay nada", dice el que ha sido integrante del núcleo duro del equipo económico del PP en los últimos años.

Para la Dirección del Tesoro, tiene muchas posibilidades Iñigo Fernández de Mesa, que ya estuvo con Luis De Guindos en Lehman Brothers como responsable de relaciones con las Administraciones Públicas, y que ahora trabaja para Barclays.

Al directorio de Gobierno, cabría añadir a Jorge Moragas, quien será nombrado jefe de gabinete de Mariano Rajoy en La Moncloa, el mismo cargo que desempeñaba hasta la fecha en la esfera del PP, informa Borja Guerrero.

La influencia de Soraya Sáenz de Santamaría hará que su mano derecha hasta ahora en el Congreso, José Luis Ayllón, se traslade también al Ministerio de la Presidencia para ejercer como secretario de Estado de Relaciones con las Cortes. Asimismo, el eurodiputado Iñigo Méndez de Vigo se perfila como secretario de Estado para la Unión Europea.