Preocupada por las dificultades del acceso de los jóvenes a la vivienda

Pastor dará prioridad a las inversiones que sean más rentables y eficaces

La nueva ministra de Fomento, Ana Pastor, aseguró hoy que desde su cargo luchará para que las infraestructuras sean un elemento de cohesión territorial y de igualdad de oportunidades, dando prioridad a las inversiones que sean más rentables y eficaces.

Tras recibir la cartera de Fomento de manos del ministro saliente, José Blanco, Pastor añadió que, entre sus principales cometidos, quiere desarrollar una alta velocidad ferroviaria "moderna, sostenible y eficiente" conectada con los puertos y con los nodos logísticos. Asimismo, dijo que también dará prioridad a las conexiones transfronterizas y al transporte de mercancías por ferrocarril.

Reconoció que el Ministerio afronta "un nuevo año con entorno económico duro" y que, por ello, será indispensable usar el "sentido común para los proyectos" y dar "los necesarios para salir de la crisis" con aprendizaje, reflexión y fortaleza.

Respecto a la vivienda, mostró su preocupación por el difícil acceso de los jóvenes a una casa digna y anunció que va a poner en marcha planes de viviendas en alquiler, además de las anunciadas medidas fiscales. En su discurso, la ministra también se refirió a la búsqueda de una solución para "mover el 'stock' actual de viviendas y hacerlo accesible a precios asequibles para quienes más lo necesitan".

Otro de los puntos que destacó Pastor fue la situación de la gestión aeroportuaria, cuyo modelo va a "redefinir contando con el interés general".

En el acto de entrega de la cartera, Blanco agradeció a todos los trabajadores de Fomento la labor realizada en los últimos años y recordó a la ministra entrante que "un ministro es deudor de su antecesor y se debe a sus sucesores".

En su respuesta, Pastor recogió el guante y afirmó que este país se construye "poco a poco, piedra a piedra, entre todos, desde el diálogo".

La nueva ministra, la segunda mujer que ocupa la cartera de Fomento en la democracia -la primera fue la socialista Magdalena Álvarez-, destacó que las infraestructuras son la "punta de lanza" para alcanzar el cometido de salir de la crisis.

A la toma de posesión asistieron personalidades del ámbito de las infraestructuras y del transporte y los actuales presidentes de empresas públicas dependientes de Fomento.

En representación de las Comunidades Autónomas, estuvieron presentes, entre otros, el consejero de presidencia de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda, y el de Medio Ambiente, Agustín Hernández, así como el de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León, Antonio Silván.

Del lado empresarial, se pudo ver al presidente de la Confederación Nacional de la Construcción (CNC), Juan Lazcano, y al vicepresidente de la asociación de grandes constructoras (Seopan), Julián Núñez.

También asistieron el presidente de ACS, Florentino Pérez; de Ferrovial, Rafael del Pino; de Sacyr, Manuel Manrique; de Acciona, Jose Manuel Entrecanales; y el consejero delegado de FCC, Baldomero Falcones, y el de Abertis, Francisco Reynés.