El paro se situará por encima del 23% en 2012

La economía española caerá un 0,7%

La economía española caerá un 0,7% el próximo año, mientras que la tasa de paro se situará por encima del 23% en 2012, un año en el que todas las partidas del Producto Interior Bruto (PIB) se tornarán "negativas", a excepción del sector exterior, incumpliendo así los objetivos de deuda y déficit previstos, según un informe del Instituto de Estudios Bursátiles (IEB).

Así, la institución apunta que España cerrará 2011 con un crecimiento del PIB del 0,3% y una media anual de paro del 21,5%, ante el "estancamiento" de la economía en el cuarto trimestre con una evolución de la demanda interna "bastante mala".

En concreto, el informe señala un recorte de la previsión de crecimiento para el consumo de los hogares, que experimentará una caída del 0,5% en los próximos doce meses, junto con un descenso del consumo público del 4,5%, vinculado al vencimiento de deuda española de más de 300.000 millones de euros en la primera mitad del año.

Respecto a la inversión, remarca que la formación bruta de capital fijo de bienes de equipo y otros productos caerá un 1,5%, mientras que la inversión en construcción agudizará su caída hasta el 8,5% y la formación bruta de capital fijo se contraerá en un 5,9%.

Por su parte, las exportaciones ralentizarán su crecimiento hasta un 4,1% en 2012, frente al 9% de 2011, pero las aportaciones al crecimiento continuarán siendo positivas para la demanda exterior, con un aumento del saldo exterior del 1,8% previsto para el año que viene.

Respecto al equipo económico del nuevo Gobierno, el jefe del departamento de investigación del IEB, Lorenzo Dávila, ha afirmado que el recién nombrado ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, es "uno de los mejores economistas de España" y que su elección es "acertada".

Para Dávila, las primeras medidas a poner en marcha por De Guindos deberían ser buscar financiación en el exterior, acabar la reestructuración del sistema financiero español y, por último, afrontar las reformas estructurales pertinentes. "Es muy importantes a muy corto plazo emitir señales al mercado de que se va a tomar una decisión en el sector financiero", ha remarcado.

En cuanto al ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha insistido en que tiene un reto muy importante delante, el energético, y que a su parecer, Soria es un economista "de excepción".

En lo referente a las labores de Cristóbal Montoro al frente del Ministerio de Hacienda y Administraciones, ha asegurado que el cumplimiento del déficit público será difícil porque el problema de España reside en los ingresos y no en los gastos, por lo que se ha mostrado a favor de la subida del IVA.

Sobre la subasta de liquidez del Banco Central Europeo (BCE), Dávila ha insistido en que el organismo comunitario simplemente ha trasladado el problema del sector bancario "a tres años vista", aunque ha subrayado que la medida podría ser beneficiosa para países como España e Italia, y ayudará a mejorar los márgenes de las entidades.

No obstante, ha afirmado que esta subasta no devolverá el crédito a las familias y empresas, a la vez que ha apuntado que los bancos necesitarán tiempo para irse provisionando y que no será hasta el segundo semestre de 2013 cuando empezarán a comprar carteras.

Preguntado sobre la necesidad de reforzar la autoridad del Banco de España, el economista ha insistido en que no es necesario reformar los estatutos del organismo regulador sino "ejecutarlos".

"Volatilidad" en los mercados

Por otra parte, Dávila ha subrayado que 2012 será un año de "mucha volatilidad" en los mercados, con caídas motivadas por el descenso del PIB y la falta de expectativas de crecimiento.

Asimismo, ha asegurado que las empresas españolas no deberán modificar sus beneficios en relación a las previsiones para no sufrir caídas "pronunciadas", y ha hecho referencia a la estrategia de muchas de ellas de mantener sus dividendos.