Primera aparición tras ser desestimada su agresión sexual

Strauss-Kahn: la zona euro es una balsa "a punto" de hundirse

El ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) Dominique Strauss-Kahn dijo hoy en Pekín que la balsa de la zona euro está "a punto de hundirse", según subrayaron los medios franceses al hacerse eco de su primera participación en un acto público tras ser detenido el pasado mayo en Nueva York tras se acusado de agresión sexual.

Según el ex ministro de economía francés, liberado posteriormente sin cargos, las decisiones tomadas en Bruselas el pasado 9 de diciembre "sólo retrasan la caída en el precipicio", resaltó France Info.

La emisora retomaba así una parte de la primera intervención pública del exministro galo, considerado como uno de los grandes expertos mundiales en macroeconomía pero alejado desde hace siete meses de la política, tras las sucesivas acusaciones de agresión sexual en las que se ha visto envuelto.

Respecto a la zona euro, Strauss-Kahn estimó que "la balsa salvavidas no era suficientemente sólida y está a punto de hundirse" y que lo que se necesita para salir de la crisis "es un mercado de obligaciones unificado y una unión fiscal fuerte", informó la emisora.

De la intervención, "muy crítica con las medidas tomadas en Bruselas", France Info subrayó asimismo su petición a China para socorrer la zona euro que "no saldrá del marasmo hasta dentro de mucho tiempo".

El foro económico en el que participaba como experto invitado de honor Strauss-Kahn -hasta ahora absuelto sin cargos de todas las acusaciones presentadas contra él- había sido organizado por uno de los gigantes de Internet en China, NetEase.

La primera televisión privada francesa, TF1, subrayó por su parte la unánime admiración con la que los economistas y grandes patronos chinos reunidos le escuchaban hablar de la crisis mundial y europea así como de sus eventuales soluciones.

Los medios franceses coincidieron en subrayar que al margen de su discurso, que duró alrededor de media hora y que pronunció en inglés, Strauss-Kahn se negó a responder a toda cuestión de orden privado.

Incluidos los últimos aspectos del escándalo del Sofitel, en el origen de la caída en desgracia del entonces todavía director gerente del FMI, que parecen apuntar a la existencia de un complot o de la organización de una trampa contra él, según comentaron algunos medios franceses.

Hasta su detención el pasado mayo, acusado de intento de violación y secuestro por una camarera del hotel Sofitel de Nueva York, Dominique Straus-Kahn era el candidato favorito a las elecciones presidenciales francesas de 2012, aunque todavía no había presentado su candidatura.