Perspectivas económicas

Bank of America: los mercados vivirán otro año de turbulencias en 2012

Los analistas de Bank of America alertan de que 2012 puede ser un nuevo año de turbulencias en los mercados debido a las incertidumbres políticas, al lento crecimiento y las bajas tasas de interés, lo que llevará a "modestos retornos en las inversiones".

La institución bancaria estadounidense ha publicado hoy sus perspectivas económicas para 2012 en las que señala que el crecimiento económico global será del 3,5%.

El entorno de la economía, agrega, es el de "una recesión en ciernes en Europa, una economía en Estados Unidos que está aún en lucha, altos precios del petróleo y lento crecimiento".

Los analistas de ese banco anticipan también que en la primera parte del año los créditos y las materias primas tendrán un mejor comportamiento que las acciones, por lo que recomiendan a los inversores adquirir bonos de empresas y de mercados emergentes.

El corresponsable del departamento de investigación de ese banco, Ethan Harris, se refirió a que mientras Europa puede caer en la recesión, "la economía estadounidense se enfrenta a sus propios retos, con una política fiscal gradualmente restrictiva y considerables incertidumbres respecto a las elecciones", que tendrán lugar en noviembre próximo para la presidencia y la renovación de una parte del Congreso.

"Como resultado de ello, (en EE UU) esperamos un sólido crecimiento del 3% del PIB para el actual trimestre, que irá descendiendo hasta el 1% a finales de 2012", agregó.

Los pronósticos para Europa son de "una leve recesión, mientras que las economías emergentes crecerán entre el 5% y el 6%, en Asia estaría en el 7,1% y en Latinoamérica el crecimiento sería del 3,3%", dice el documento.

Michael Hartnett, presidente del comité de inversiones del Bank of America, añadió en el documento que ante esos riesgos, los "inversores deberían distribuir sus activos de forma conservadora en 2012".

El analista apuntó a que "con toda la precaución y a corto plazo anticipamos que las acciones a nivel global pueden subir hasta el 10% durante el próximo año respecto a sus niveles actuales, ayudadas por la liquidez, las ganancias modestas y las tasaciones baratas".

"En un escenario alcista, 2012 podría representar el principio del fin de los mercados bajistas de los valores de renta variable", pronosticó.

"La combinación del lento crecimiento de las economías desarrolladas y los precios moderadamente alto de las materias primas colocan a los emergentes en una posición difícil", según Alberto Ades, otro de los analistas.

Igualmente se refieren los analistas del Bank of America a la situación de China, "vulnerable a la recesión estadounidense y europea, pero que todavía tiene una contabilidad saneada, baja inflación y masivas reservas de divisas", y un país para el que esperan un crecimiento de su PIB entre el 8% y el 9 % en 2012.