Al finalizar el tercer trimestre

Deutsche Bank reconoce una morosidad inmobiliaria del 25% en España

La filial del Deutsche Bank informó ayer sobre el impacto que ha tenido en su balance la crisis inmobiliaria en España. La entidad alemana reconoce que el 75% de sus créditos para la promoción y construcción son problemáticos, y el 25%, morosos, según se desprende de un desglose detallado a fecha 30 de septiembre de 2011, enviado ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), tal y como exige la normativa del Banco de España.

Al finalizar el tercer trimestre, la filial española de Deutsche Bank contaba con una cartera de créditos destinado a la construcción y a la promoción inmobiliaria de 174,78 millones de euros, de los que 131 millones, el 75%, son considerados problemáticos.

De esta cifra, hay unos 44,2 millones de euros que son calificados como dudosos, lo que implica según la terminología del Banco de España que los titulares de estos créditos han entrado ya en una fase de impago o morosidad mayor de tres meses.

Esta cifra arroja, por tanto, un índice de morosidad del 25% dentro del segmento de los préstamos hipotecarios. Otros 87 millones de euros son considerados subestándar, porque son créditos con problemas documentales o concedidos a sectores o regiones geográficas que atraviesen por problemas económicos.

Los datos ofrecidos a la CNMV ayer revelan que la cobertura específica para los créditos problemáticos de Deutsche Bank es del 24%, en tanto que la que afecta específicamente a los morosos es del 47%.

Del total de la cartera crediticia de la entidad relacionada con el sector inmobiliario, 109,4 millones de euros son para financiar edificios o viviendas terminadas, 13,7 millones para obra en construcción, y los 51,7 restantes para financiar la compra de suelo.

Hogares

Los créditos concedidos por Deutsche Bank para la compra de vivienda sumaron 8.504 millones hasta septiembre, con una morosidad del 3,4%. Los activos adjudicados en España suman 53,6 millones, de los que 45,9 son viviendas embargadas.