Artículo semanal

Análisis técnico de Zardoya Otis

A diferencia de otras semanas en las que analizado algún valor grande del Ibex, hoy vamos a hacer un análisis de una empresa del Mercado Continuo, Zardoya Otis, que tradicionalmente ha tratado bien al accionista con un dividendo bastante aceptable que actualmente está ligeramente por encima del 5% y una política de ampliaciones liberadas cada año que la hace interesante para inversores de perfil conservador pensando en el largo plazo.

Aunque supongo que la mayoría conocerán la empresa, comentar que Zardoya Otis es la filial en España de la multinacional Otis, el mayor fabricante del mundo de ascensores, escaleras mecánicas y andenes móviles. Como se puede imaginar la crisis en el sector constructor se ha notado bastante en la facturación de esta empresa, lo que se ha visto reflejado en una bajada del dividendo desde los 0.16 euros trimestrales que llegó a pagar en marzo del 2009 a los 0.125 del último dividendo repartido este mes.

Si tenemos en cuenta la bajada que ha tenido el sector de la construcción, observarán que el dividendo no ha bajado tanto. Esto es debido a que la empresa obtiene una parte importante de sus ingresos de los mantenimientos de los ascensores instalados, lo que hace que en épocas como estas en las que la instalación de nuevos ascensores baja mucho la facturación no se resienta tanto. Por este lado poca degradación más de la cuenta de resultados puede tener cuando sector de la construcción se encuentra ya en mínimos de muchos años.

Una vez visto un poco el perfil de la empresa, vamos a ver cuál es su aspecto técnico. Empezamos mirando un gráfico mensual para ver la tendencia de largo plazo, que en este caso arranca de 1995.

Vemos como el valor desarrolló una fuerte tendencia alcista que le llevó desde los mínimos de 1995 en ¤0.95 hasta marcar máximos en el 2007 en 21.10 euros. Desde sus máximos inició una corrección que le llevó a caer más de un 50% hasta hacer mínimos en julio de 2008 en los ¤8.48, nivel desde el que rebotó hasta los ¤12.90 en mayo de 2009 y posteriormente entró en un lateral que le ha llevado a apoyarse en los mínimos del 2008 en otras tres ocasiones, la última en agosto de este año. El nivel de los ¤8.50 por tanto es la clave del valor para mantener posiciones alcistas o tomarlas en algún acercamiento siempre con stop riguroso por debajo de ese nivel, ya que su pérdida seguramente acarrearía una dura caída al no tener soportes cercanos al haber hecho la subida del último tramo alcista iniciado en el 2000 prácticamente sin escalas. En este gráfico mensual el primer soporte de importancia que se aprecia está en cuatro euros, con soportes secundarios en 7 y en 6 euros.

En un gráfico semanal se aprecian mejor el movimiento lateral-bajista que desarrolla el valor desde julio de 2008, con la media de 200 semanas por encima del gráfico desde septiembre de 2008 haciendo de resistencia. Los soportes en este gráfico semanal se situarían en los nueve euros y en los 8.35-8.50, nivel que no debe perder bajo ningún concepto si quiere mantener posibilidades de girar al alza. Los niveles de resistencia habría que situarlos en ¤10.66, resistencia y nivel por donde pasa actualmente la media de 200 semanas, 11, 11.80 y 13 euros. Mientras el valor se mueva entre los 8.50 y los 13 euros la tendencia habría que definir la como lateral-bajista, aunque el rango lo suficientemente amplio como para poder hacer trading dentro de el buscando compras en la parte inferior y ventas en el momento en que empiece a mostrar debilidad.

En resumen, creo que es un valor interesante seguir sobre todo si algún día se empieza a vislumbrar una salida en el sector de la construcción. Es un valor relativamente conservador, aunque en tendencias bajistas ningún valor es bueno ya que tarde o temprano todos se ven contagiados del pesimismo general.