Su plan estratégico contempla mantener empleo y red en 2012

Bankia prevé caída del crédito hasta 2015 y estancamiento del beneficio

El plan estratégico de Bankia dibuja un sombrío escenario para los próximos años. El grupo no contempla una recuperación de la economía hasta 2015. Hasta entonces, la alianza de cajas seguirá reduciendo el crédito, con una merma de su balance del 20%, y su beneficio se estancará. Aunque en 2012 no habrá nuevos ajustes de plantilla y oficinas, sí que habrá recortes adicionales desde el siguiente ejercicio.

El túnel en el que se encuentra inmersa la banca española cada día se vuelve más largo y oscuro. Bankia, producto de la fusión de siete cajas de ahorros (entre las que se encuentran Caja Madrid y Bancaja), acaba de aprobar su plan estratégico hasta 2015 y las previsiones del grupo son poco halagüeñas. La atonía de la economía española y el desapalancamiento que vive el sector financiero van a provocar que el grifo del crédito siga cerrado durante los tres próximos ejercicios, según este plan, presentado el martes a un .centenar de directivos de la entidad y aprobado la víspera por el consejo. Este documento prevé una reducción del balance entre 2009 y 2015 del 20%, tanto en Bankia como en el conjunto del sector, lo que implica que la restricción de la financiación a empresas y particulares se prolongará varios años.

En cuanto a los resultados, el banco presidido por Rodrigo Rato espera obtener un beneficio antes de impuestos algo inferior a los 600 millones de euros para 2011. Para los tres ejercicios posteriores, contempla un estancamiento del mismo o una leve mejoría. Hasta 2015, el grupo no espera un punto de inflexión, que se traduciría en un resultado bruto cercano a los 1.700 millones de euros, según fuentes próximas a la entidad. Fuentes oficiales señalaron que no hay ninguna cifra cerrada.

Una de las principales bazas que ha esgrimido el grupo para sostener sus cuentas son las sinergias que prevé seguir obteniendo de la integración de las siete cajas de ahorros originales (Caja Madrid, Bancaja, Caixa Laietana, La Caja de Canarias, Caja Segovia, Caja Ávila y Caja Rioja). Entre 2010 y 2013, los ahorros de gastos recurrentes que prevé obtener Bankia son más de 700 millones de euros.

BANKIA 1,69 -0,79%

Tras la integración de todas las filiales inmobiliarias del grupo, aprobada en consejo hace tres días, el banco se centrará en 2012 en la plena integración de las plataformas informáticas. "El sistema de Caja Madrid se irá trasladando al resto de cajas, lo que producirá un importante ahorro de costes", apuntan fuentes cercanas a la entidad.

Respecto al ajuste de plantilla y oficinas, Bankia ya ha completado los compromisos acordados con el Banco de España y el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que ha supuesto el cierre de más de 700 sucursales. Aunque durante el ejercicio 2012 no se producirán recortes adicionales, el grupo ya trabaja en un nuevo programa de disminución de empleados y oficinas que se pondrá en marcha a partir de 2013, algo que ya había avanzado el consejero delegado, Francisco Verdú.

La alianza de cajas ha recibido 4.465 millones de euros del FROB en forma de participaciones preferentes, para afrontar la reestructuración. El plazo de devolución de este préstamo es de cinco años. Aunque en un principio el grupo aspiraba a no agotarlo ni pedir prórroga, de dos años, ahora considera que el tipo de interés, del 8%, es aceptable y que apurará hasta el final del plazo.

Las cifras

600 millones de euros es el beneficio antes de impuestos que espera obtener Bankia en 2011, 2012 y 2013.

3,5 veces más será la rentabilidad financiera (conocida por sus siglas en inglés, 'return on equity', ROE) que el grupo de cajas espera obtener en 2015 frente a la que tenía en 2010.