Con 370.000 unidades

General Motors España cerrará el año por debajo de las previsiones de ventas

Antonio Cobo, director general de General Motors (GM) España, ha afirmado que el próximo 2012 va a ser "un año puente" que "no será fácil".

El director general de General Motors (GM) España, Antonio Cobo, ha explicado este jueves que la planta de la compañía en Figueruelas (Zaragoza) cerrará el año con una producción de 370.000 vehículos, por debajo de las 400.000 unidades previstas, y ha advertido de que el año 2012 será "muy difícil" para todo el sector.

Aunque ha asegurado que la planta zaragozana está "bien posicionada" y que en 2014 las previsiones son "que funcione a su capacidad total", ha avanzado que en 2012 las cifras de producción serán "menores" que este año, aunque la situación de "incertidumbre" en el mercado en general impide hacer previsiones, porque "cambian de un mes a otro".

Así, el próximo 2012 va a ser "un año puente", que "no será fácil", después de doce meses en el que el sector ha vivido un periodo "extremadamente difícil" y en que las cifras de ventas se han remontado "a 1993". La previsión es que en 2013 las cifras vuelvan a ser positivas y "esperando a 2014 con el nuevo Corsa" y la factoría funcionando a pleno rendimiento.

En un encuentro con los medios de comunicación en la planta zaragozana, ha indicado que para la industria del automóvil, en general, las estimaciones para 2012 son "muy a la baja, muy difíciles". "Nuestras previsiones están en la línea con el ERE que ya presentamos para el año que viene. De momento no hay un cambio sustancial a lo que preveíamos", añadió.

En todo caso, "la situación de incertidumbre en el mercado, la crisis", impide avanzar lo que puede ocurrir en los próximos meses, "no sabemos la situación, porque las previsiones de un mes hacia otro cambian", por lo que "nos tenemos que ir adaptando" y, en este sentido, ha subrayado que "el equipo de Zaragoza ha demostrado que se puede adaptar, pero la situación va a ser difícil el año que viene", ha reiterado.

Sobre la posibilidad de ampliar los días de ERE en 2012 si baja la producción, Antonio Cobo ha apuntado que "no lo puedo adelantar", si bien "de momento no es algo que hayamos puesto encima de la mesa ni lo tenemos considerado de momento, pero dependemos de la situación y evolución del mercado".

En este punto, ha observado que este año las previsiones de la planta eran de 400.000 vehículos, pero "el año lo vamos a acabar en 370.000 y las cifras para el año que viene son menores". "El año pasado estaba convencido de que el mercado estaba para poder fabricar las 400.000 unidades" y, para 2012, "puede mejorar si la crisis y la coyuntura económica mejora y puede ir a peor" en caso contrario.

En 2014, "las previsiones que tenemos ahora es de una planta funcionando a capacidad total", ha destacado, al recordar el lanzamiento del nuevo Corsa ese mismo año.

De la negociación a la crisis

Antonio Cobo ha continuado al indicar que el 2010 fue el año "de la negociación" con la plantilla y del lanzamiento del Meriva, mientras que 2011 ha sido "el año de la crisis", un año "muy difícil" para el sector en toda Europa, y especialmente en los mercados del Sur.

A pesar del menor volumen de producción, el director general de GM España ha subrayado que el plan de inversiones de la empresa continúa con 11.000 millones de euros de inversión, gran parte destinada a los nuevos vehículos, productos como el Opel Zafira Tourer, el Astra GTC, la nueva generación del Corsa o el nuevo Ampera que "romperá el concepto de vehículo", ya que no existe "otro similar".

De esta forma, 2012 también será un año "lleno de retos y de mucho trabajo", aunque se reduzca el volumen de producción, pero la compañía afrontará el año "con espíritu de superación y para salir adelante".

Asimismo, tras recordar los cambios que se han registrado en la dirección de Opel, Cobo ha incidido en el objetivo de explorar nuevos mercados como el ruso o el chino, en los que modelos como el Corsa o el Meriva serían "dos de los productos que automáticamente" se llevarían a esos nuevos mercados.

"Muy orgulloso"

Por otra parte, el responsable de la factoría de Figueruelas ha afirmado sentirse "muy orgulloso" por el compromiso de todos los empleados en materia de calidad, que ha posibilitado que la planta sea "referencia en calidad", consiguiendo el nivel 3 de 5 de calidad de GM y en los primeros meses del año "trabajaremos para lograr el nivel 4" de esa certificación.

Además, el modelo Meriva "se ha consolidado como el mejor lanzamiento en la historia de Opel" en calidad, algo que también perciben los clientes, ha señalado, al detallar que Figueruelas ayudará a la planta de Eisenach para que logren "el mejor lanzamiento de la historia" de la compañía con el modelo pequeño, porque sus buenos resultados beneficiarán también a la factoría de Zaragoza, ya que su éxito ayudará a traer volumen adicional a esta planta en 2013.

Cobo ha apuntado que se ha mejorado en eficiencia y productividad, en la reducción de costes de producción, alcanzando los niveles de años "buenos" como 2006 ó 2007, y la mejora es "continúa" para eliminar costes superfluos. También han cosechado buenos resultados en materia de seguridad, con un índice de un accidente por cada cuatro millones de horas trabajadas.

También en 2011 se han cumplido hitos como, en noviembre, cuando salió el Corsa 9 millones y la unidad 200.000 del Meriva, "logros que nos motivan y creemos que serán un elemento de motivación para todos los empleados", concluyó.