La situación las exige

Rajoy admite que adoptará medidas que "no serán gratas"

El presidente del Gobierno in péctore, Mariano Rajoy, ha cerrado la ronda de consultas que el rey ha mantenido con los partidos políticos.

El rey Juan Carlos conversa con el presidente del PP, Mariano Rajoy, a quien ha recibido en audiencia en el Palacio de La Zarzuela, en la ronda de consultas del Jefe del Estado para la investidura del presidente del Gobierno
El rey Juan Carlos conversa con el presidente del PP, Mariano Rajoy, a quien ha recibido en audiencia en el Palacio de La Zarzuela, en la ronda de consultas del Jefe del Estado para la investidura del presidente del Gobierno

El líder del Partido Popular ha trasmitido al monarca su voluntad decidida de poner el "grueso" de su esfuerzo en luchar contra la crisis económica y el desempleo, pero ha reconocido que la situación exigirá medidas que "no serán gratas" y que los españoles entenderán.

Así lo ha afirmado en la rueda de prensa, posterior a la entrevista con el rey. Juan Carlos I ha mantenido reuniones con todos los partidos que han logrado representación parlamentaria para proponer candidato a la Presidencia de Gobierno.

Rajoy ha advertido de que la situación "es muy difícil" y ha explicado que el objetivo "capital" del futuro Ejecutivo será el crecimiento económico y la generación de empleo. Asimismo, ha afirmado que la "única decisión" de su próximo Gobierno que está en condiciones de garantizar es el cumplimiento del objetivo de reducción del déficit hasta situarlo en el 4,4% a finales de 2012.

El líder popular ha reconocido que su intención es cumplir con todos los compromisos adquiridos en campaña electoral, pero ha eludido ratificar la promesa sobre la revisión de las pensiones de acuerdo a la ley y al IPC y ha pedido esperar a su debate de investidura.

También ha avanzado su intención de mantener los contactos con el presidente del Gobierno saliente, José Luis Rodríguez Zapatero, incluso después de su toma de posesión.