Por el caso de los empleos ficticios

Chirac, declarado culpable de malversación de fondos públicos

Es la primera vez que un tribunal de Francia declara culpable de un delito a un jefe de Estado desde que el mariscal Philippe Petain fue condenado en 1945.

El expresidente francés Jacques Chirac
El expresidente francés Jacques Chirac

El expresidente francés Jacques Chirac ha sido declarado culpable este jueves de malversación de fondos públicos y abuso de confianza en el caso de los puestos de trabajo ficticios que se crearon en el Ayuntamiento de París cuando él estaba al frente y ha recibido por ello una condena de dos años de cárcel con remisión condicional. "Jacques Chirac incumplió el deber de honradez que tienen que cumplir los responsables públicos, sin tener en cuenta el interés público de los parisinos", ha declarado el presidente de la Primera Cámara del Tribunal Correccional de París, Dominique Pauthe, citado por los medios franceses.

Esta es la primera vez que un tribunal de Francia condena a un ex jefe de Estado desde que el mariscal Philippe Pétain fue sentenciado en 1945. Sin embargo, la ejecución de la pena de dos años de prisión queda suspendida, y Chirac solo tendrá que cumplirla si incumple sus obligaciones -por ejemplo, reincidiendo-. Chirac, que no estaba presente cuando el juez ha leído el veredicto, ha sido juzgado por haber malversado dinero público para crear ''empleos fantasma'' para aliados políticos suyos mientras fue alcalde de París, entre 1977 y 1995.

El expresidente, de 79 años, siempre ha defendido su inocencia en este caso, en el que podría haber sido condenado hasta a diez años de prisión, la pena máxima que contempla la ley por los delitos de los que había sido acusado. Para la mayoría de los procedimientos del proceso judicial no se ha exigido su presencia porque le falla la memoria.