Estima que alcance los 88,9 millones de barriles diarios en 2012

La OPEP rebaja la previsión de consumo de crudo por la crisis en la eurozona

La crisis de deuda en la eurozona es la principal causa de la rebaja que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) hizo hoy de sus cálculos de demanda para 2012, que ha situado ahora en 88,9 millones de barriles diarios (mbd), 140.000 menos de lo previsto hasta ahora.

Según el informe de diciembre sobre el mercado petrolero, publicado hoy en Viena, la demanda para el año en curso también se revisa levemente a la baja, hasta 87,8 mbd.

El análisis de la OPEP insiste en que esa incertidumbre y la desaceleración del crecimiento económico ha provocado ya un descenso de la actividad industrial y comercial. "El consumo de petróleo tanto en los sectores de transporte e industrial ya se ha ralentizado notablemente", explican los expertos del grupo petrolero.

De hecho, en los cálculos de consumo para 2012, se habla de una caída del 1,04% en la cantidad de crudo que Europa Occidental consumirá el próximo año, con lo que será la única región del mundo donde bajará la demanda. Una previsión que mantiene la tendencia de 2011, cuando la OPEP estima que Europa Occidental consuma un uno por ciento de crudo menos que en 2010.

"El problema de deuda de la eurozona ha estado golpeando la economía de los países europeos de la OCDE (la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), reduciendo el crecimiento de su PIB a sólo el 1,6% y sumergiendo su demanda total de crudo a un uno por ciento menos en 2011", indica el informe.

América del Norte y los países desarrollados del Pacífico consumirán respectivamente un 0,26 y un 0,31% más que en el año 2011. Por el contrario, China sigue tirando del aumento del consumo de crudo y es su previsión de crecimiento la que más contribuye a esa cifra de 88,9 mbd que el mundo quemará en 2012, un 1,22% más que en 2011. También América Latina y Oriente Medio consumirán sustancialmente más petróleo que en 2011, con aumentos del 2,82% y del 2,52%, respectivamente.

Con todo, la OPEP advierte de que las dudas sobre la evolución de la economía mundial obligarán a seguir de cerca los factores que influyen en el precio del crudo, no sólo la oferta y la demanda, sino también la actividad especulativa y el "sentimiento macroeconómico".

Justo mañana, los 12 socios de la OPEP mantienen en Viena una reunión con el objetivo, según el informe, de asegurar que el mercado "siga estable durante este desafiante período para la economía mundial".

Del lado de la oferta, la OPEP asegura que la demanda de su crudo el próximo año alcanzará una media de 30,1 mbd, unos 100.000 barriles más que en 2011.

Respecto a las cifras de producción actuales, el grupo cita "fuentes secundarias" para decir que el pasado noviembre bombeó 27,6 mbd, una cantidad que sube hasta 30,3 si se incluye el crudo iraquí. La cuota oficial actual, sin contar a esa nación árabe, es de 24,8 mbd.

Entre los doce socios, destacan especialmente las cifras de Libia, que ha pasado de producir sólo 47.000 barriles al día en el tercer trimestre del año, cuando el país estaba en plena guerra civil, a 570.000 el pasado mes.