El nuevo estadio, finalizado en los próximos dos años

El Valencia vende Mestalla a Bankia por 250 millones de euros

El viejo estadio Mestalla ha sido vendido por 250 millones de euros a Bankia. El acuerdo permite el club reiniciar las obras del nuevo estadio, paralizadas desde el 2008.

Maqueta del nuevo estadio de Mestalla
Maqueta del nuevo estadio de Mestalla

En un plazo máximo de dos años, el nuevo estadio estará finalizado. La alianza permite al Valencia saldar una deuda de 250 millones con el banco, su principal acreedor, tras la venta de la actual ciudad deportiva, es decir, 73.000 metros de suelo pendientes de recalificación. Asimismo, el acuerdo incluye un préstamo de 110 millones de euro que permitirán concluir las obras del nuevo Mestalla.

"Es un día que queda para la historia y que hace muy felices a decenas de cientos de miles de valencianistas que pronto verán jugar a su equipo en uno de los mejores estadios de Europa", señala su presidente Manuel Llorente quien a querido agradecer a Bankia su compromiso con el club y con los aficionados.

Llorente no ha querido dejar pasar la ocasión para recalcar que la reanudación de las obras se deben tanto a la solvencia del equipo, a través de sus activos patrimoniales, como al compromiso de la entidad.

El Valencia acumulaba una deuda de 471 millones de euros al final de la temporada 2009-10, según un estudio de la Universidad de Barcelona, y se suma así a la larga lista de equipos españoles que se han visto acorralados por los problemas financieros. Los esfuerzos desarrollados para mantener la competitividad del club le obligaron a realizar inversiones que comprometieron su solvencia y las dificultades para pagar a los jugadores no tardaron en aparecer. La venta de David Villa al Barcelona fue uno de los intentos del club para paliar la situación.