Dos dispositivos potentes, pero concebidos de manera distinta

Al iPhone 4S le sale otro competidor, el Samsung Galaxy Nexus

El Samsung Galaxy Nexus ya es una realidad y, como tal, es un adversario más del teléfono de Apple, el iPhone 4S, considerado una de las referencias del mercado. Aunque son dos apuestas bien distintas, en esta ocasión el atractivo del tercer teléfono de Google gana terreno respecto a versiones anteriores, con tecnología de último nivel que promete ser el aliciente perfecto para contrarrestar las virtudes del iPhone.

Samsung Galaxy Nexus
Samsung Galaxy Nexus

El Samsung Galaxy Nexus lidera una nueva generación de dispositivos Android. Además, no es un teléfono cualquiera. Nacido al amparo del fabricante coreano junto con el inestimable apoyo de Google, al potente hardware que atesora se suman las novedades del gigante de Internet. Y es que el terminal tiene el privilegio de estrenar Android 4.0 Ice Cream Sandwich, la última versión del sistema operativo del robot verde. Sin duda, Samsung ha creado un smartphone muy tentador que perfectamente puede robarle protagonismo al popular iPhone 4S.

Estreno en el mercado

El teléfono de Apple fue presentado unas semanas antes que el Galaxy Nexus. La expectación era máxima pues se esperaba que la firma de la manzana se sacara de la chistera un modelo revolucionario. No fue así, porque en lugar del idealizado iPhone 5 presentó el iPhone 4S, una versión renovada del anterior iPhone 4. Así todo, Apple ha registrado un volumen de ventas increíblemente alto. Por otro lado, el Samsung Galaxy Nexus fue presentado en sociedad una semana después. Fruto de la cooperación entre Samsung y Google tenemos un smartphone con algunas especificaciones técnicas cuanto menos impactantes y un diseño moderno y diferenciador.

La pantalla, espacio de trabajo

La primera gran novedad es la elección de una pantalla SuperAMOLED HD. Este panel eleva sus dimensiones hasta las 4.65 pulgadas. También cuenta con el añadido de una resolución de 1280 x 720 píxeles, acercándose a la pantalla Retina del iPhone 4S, con una densidad de puntos de 316ppp. Otras prestaciones del display de Samsung son un menor consumo, colores vivos y un mayor nivel de brillo, a las que debemos añadir, sobre el papel, una experiencia de usuario más gratificante gracias a su mayor tamaño. Por tanto, para aquellos que disfrutan de la navegación web y la reproducción de contenidos multimedia, el Galaxy Nexus puede ser una opción más acertada que la del iPhone 4S, que mantiene una pantalla de 3,5 pulgadas.

Poder multimedia

Otro de los puntos interesantes que podemos analizar es la nueva cámara digital. Aunque de cinco megapíxeles, aumenta la calidad de las fotografías gracias a su sensor retroiluminado. Además, el disparo es prácticamente inmediato y dispone de nuevas funciones de serie como la captura de imágenes panorámicas. A estos detalles se añaden características multimedia de último nivel, como la grabación y reproducción de vídeo en calidad FullHD. Si bien Samsung ha hecho un buen trabajo, Apple puso toda la carne en el asador y dejó el listón muy alto, con una cámara de ocho megapíxeles y el añadido de elementos que ofrecen garantías, como un sensor infrarrojo para no alterar los colores en las fotografías, una óptica de mayor calidad y f/2.4 y un procesador de señal de imagen independiente.

No se ve, pero se siente

Dentro del apartado de prestaciones puras, el Galaxy Nexus puede presumir de ser un smartphone muy potente. Tal como mandan los cánones, equipa un procesador Dual Core de Texas Instruments de 1,2GHz, que a su vez incluye un chip gráfico PowerVR SGX540 y la nada desdeñable cifra de 1GB de memoria RAM. En este aspecto Apple decidió incluir en su iPhone 4S el procesador Apple A5, un doble núcleo reducido a una frecuencia de 800MHz con GPU PowerVR SGX543MP2. Si nos viéramos en la tesitura de elegir entre una y otra alternativa, tendríamos que valorar el uso del smartphone, puesto que el Galaxy Nexus sale vencedor en potencia de procesado, mientras que el iPhone 4S se muestra intratable en la parte de rendimiento gráfico.

Android 4.0, un paso más

Dejando a un lado las especificaciones técnicas más destacadas, no podemos pasar por alto el sistema operativo. El Samsung Galaxy Nexus estrena versión de Android, Ice Cream Sandwich. Si Apple destacaba sobremanera en este campo, Google ha hecho un esfuerzo por optimizar su plataforma hasta conseguir una versión muy lograda, con una experiencia de usuario que estrecha las diferencias respecto a su principal rival, iOS. Especial énfasis han puesto los de Mountain View en la interfaz gráfica, ahora más limpia e intuitiva. Además, integra nuevas funciones como Android Beam, que hace uso del NFC, el desbloqueo del teléfono mediante reconocimiento facial, nuevos widgets, notificaciones y una multitarea más optimizada. En definitiva, el sistema operativo del Galaxy Nexus ha mejorado a todos los niveles, además de ser mucho más fluido gracias a la implementación de la aceleración por hardware. Por otro lado, Android Market, la tienda de aplicaciones en línea del sistema operativo, aumenta su catálogo a una velocidad de vértigo, lo cual supone un incentivo para los usuarios.

Más información en MovilZona.