Su Banco Nacional duda

República Checa, reticente a contribuir al fondo de rescate del FMI

Se estima que los checos deberían contribuir al fondo con 3.600 millones de euros, lo que representa el 10 por ciento de las reservas en divisas de su Banco Nacional.

El Banco Nacional Checo (CNB) mostró hoy su reticencia a contribuir en la creación de una reserva de 200.000 millones de euros del Fondo Monetario Internacional (FMI), acordado en la reciente cumbre europea de Bruselas para apoyar a países endeudados.

"La República Checa va a sopesar muy mucho la concesión de parte de sus reservas en divisas para un préstamo al FMI", dijo hoy al diario "Právo" el gobernador del CNB, Miroslav Singer. Singer argumentó que será necesario mantener el nivel de reservas financieras del país si se producen cambios en el funcionamiento de la Eurozona. Se estima que los checos deberían contribuir al fondo con 3.600 millones de euros, lo que representa el 10 por ciento de las reservas en divisas del CNB.

Según el gobernador, van a tener lugar cambios en los flujos comerciales dentro de Europa, a raíz de las modificaciones que vaticinó en la Eurozona, y ello aconseja tener suficientes reservas de divisas. Además, Singer considera que esos 200.000 millones de euros es una cantidad relativamente pequeña para afrontar la crisis del euro. "Me parece que ese importe es casi como tomarse una aspirina cuando tienes una pierna rota. No hace daño, pero tampoco es capaz de ayudar eficazmente", añadió.

Por su parte, el presidente del país, Vaclav Klaus, fue aún más radical en su negativa a la participación checa y dijo que el Gobierno sería irresponsable si entrega fondos al FMI cuando el propio país tiene problemas de endeudamiento, informa la agencia CTK. Conocido por sus planteamientos euroescépticos, Klaus aseguró que el país no debe actuar movido por miedos al aislamiento internacional. "La propia República Checa vive con un déficit que, como se puede ver, es imposible de eliminar. En esta situación, sería irresponsable incrementar nuestra deuda dando más créditos a países extremadamente endeudaos, lo que permitiría sólo retrasar más (la aplicación de) soluciones verdaderas", declaró Klaus

El Gobierno tripartito de Praga no se ha puesto aún de acuerdo sobre si el país debe contribuir con esos 3.600 millones de euros al fondo. æscaron;nicamente los conservadores liberales del TOP 09 han dicho que es preferible conceder ese préstamo y no quedarse fuera del club europeo.