Se protege en la batalla legal contra su rival

Samsung pide en España un aval contra la acusación de plagio de Apple

Samsung se protege en España en su batalla legal contra Apple por problemas de infracción de patentes y plagio. La empresa surcoreana pide a un tribunal español un aval que impida a Apple acusarla de copiar en sus tablets.

Samsung pide en España un aval contra la acusación de plagio de Apple
Samsung pide en España un aval contra la acusación de plagio de Apple

Samsung y Apple continúan enzarzados en una batalla legal que ahora llega a España, según publicó El País este viernes en su web. Al parecer, el texto de la sentencia de un juez francés ha desvelado que el caso tiene sus flecos españoles. Concretamente, el citado documento apunta que Samsung Electronics y Samsung Electronics Iberia han solicitado en un juzgado español una acción declaratoria que avale que sus tabletas Galaxy no son copia del iPad de Apple.

Un movimiento que permitiría protegerse a la compañía surcoreana, ya que dicho aval impediría a Apple acusarla de copiar en sus tablets. El experto en asunto de patentes Florian Mueller, ha señalado al citado periódico que no sería de extrañar que Apple replicara judicialmente esta iniciativa de Samsung.

El diario también recoge que la multinacional asiática ha presentado en la Oficina de Armonización del Mercado Interior de Alicante una petición para revocar cinco modelos de Apple. La conclusión de este organismo podría tener una mayor repercusión, pues mientras su decisión podría tener consecuencias a nivel comunitario, la del juez español solo tendría impacto en territorio español.

Mientras Francia da la razón a Apple, Australia da vía libre al Galaxy de Samsung

APPLE INC. 324,95 0,02%

Samsung, contactada telefónicamente, no confirmó la noticia a CincoDías, aunque un portavoz sí apuntó que en España, "de momento, no hay sentencia".

Litigios en 10 países

El enfrentamiento entre estas dos compañías ha obtenido victorias y derrotas para una u otra empresa, según los países. Así, Apple logró que un tribunal alemán prohibiera a Samsung la venta de su tableta Galaxy Tab 10.1 en la Unión Europea, salvo Holanda por razones jurisdiccionales. Más tarde, el mismo tribunal limitó la aplicación de tal sentencia a Alemania.

Este jueves Samsung volvió a perder frente a Apple en Francia, ya que un juez ha dictaminado que la compañía de la manzana podrá seguir vendiendo el iPhone 4S en el país galo, desestimando la petición de la firma surcoreana para paralizar su comercialización. Además, Samsung deberá pagar 100.000 euros en costas, tal y como publicó este diario.

Sin embargo, este viernes el fabricante de las tabletas Galaxy ganó un juicio a Apple en Australia. Aunque la Corte Suprema había prohibido temporalmente a Samsung vender su tablet, otro tribunal ha dictaminado que la firma surcoreana es libre de vender sus dispositivos en el país, después de rechazar la apelación de Apple en su batalla mundial por las patentes. Así, Samsung explicó en un comunicado que su Galaxy Tab 10.1 "estará disponible en las tiendas de Australia para el periodo de compras navideñas".

La batalla entre ambas compañías arrancó en abril, cuando la empresa de Cupertino demandó a Samsung en EE UU argumentando que el diseño del Galaxy y su interface de usuario copiaba ostensiblemente al iPad y al iPhone. Tras esta denuncia, Samsung también emprendió acciones judiciales contra la compañía estadounidense, acusándola igualmente de violar patentes de su tecnología inalámbrica de comunicaciones. Las dos empresas se han visto envueltas en unos 20 casos legales en 10 países diferentes. Además de Alemania y Francia, la justicia holandesa también ha fallado a favor de Apple. Mientras, Samsung, se ha impuesto, además de en Australia, en Estados Unidos.