Turismo aboga por su continuidad

Thomas Cook tiene hasta marzo 300.000 plazas contratadas en España

El operador británico Thomas Cook tiene contratadas unas 300.000 plazas en España de diciembre a marzo. Enrique Ruiz de Lera, director de la Oficina Española de Turismo en el Reino Unido, analiza las consecuencias de la crisis del segundo touroperador mundial.

Enrique Ruiz de Lera, director de la Oficina Española de Turismo en el Reino Unido, asumió a principios de noviembre su nuevo cargo como director de la Oficina Española de Turismo en Londres. Durante la conversación la Blackberry no deja de vibrar. Son noticias de Thomas Cook. Con el desplome en la Bolsa del segundo touroperador del mundo el pasado martes 22 de noviembre, el turismo español se juega mucho y esta oficina de Turespaña, la más grande del mundo, rebosa actividad.

Según sus datos, la capacidad contratada por Thomas Cook a España entre diciembre y marzo de 2012 supera las 300.000 plazas. Si hubiera cancelaciones, los hoteles serían los primeros afectados. "Nos preocupa que Thomas Cook cancele los viajes de los británicos que iban a venir a España este invierno", aseguró Ruiz de Lera a finales de noviembre, cuando las acciones de Thomas Cook se hundieron.

Pero, a la luz de las últimas noticias y tras dos intensas semanas en contactos "al más alto nivel" con Thomas Cook y otras fuentes del sector, Ruiz de Lera asegura que "dado que Thomas Cook ha obtenido la financiación adicional de sus bancos, podrá seguir operando con normalidad. El tráfico de clientes de Thomas Cook a España no debería verse afectado a corto plazo".

De los 51 millones de turistas que llegaron en los 10 primeros meses de 2011 a España, Reino Unido es el primer mercado emisor con 12,5 millones de británicos (lo que supone el 23,6% de las llegadas a nuestro país) y gastaron más de 10.100 millones de euros (el 20,7% del gasto total). Por eso la oficina que dirige Ruiz de Lera es la que más se vería afectada por la "improbable" quiebra de Thomas Cook. El turista británico le da mucha importancia a este tipo de anuncios pues, cuando hay problemas la única repatriación posible es por avión, lo que suele dificultar la vuelta a casa como ya se comprobó en la crisis de las cenizas volcánicas.

"La gran preocupación ahora es garantizar que no haya cancelaciones de viajes ni en Reino Unido ni en el resto de Europa y que Thomas Cook siga operando con normalidad, pague a sus proveedores en España y mantenga una situación financiera estable" dice Ruiz de Lera. Pese a la crisis asegura que él cree que "esta empresa centenaria sobrevivirá" aunque probablemente con "cambios y adelgazamiento de estructura". "Es en el interés de España que Thomas Cook continúe", sentencia.

El próximo 14 de diciembre se espera que Cook haga públicos sus resultados económicos.

Frente a la crisis, tranquilidad en Europa

Si el segundo touroperador más grande del mundo quebrara hipotéticamente, afectaría al turismo en toda Europa. Thomas Cook transporta muchos millones de ciudadanos por el viejo continente. Sin embargo Álvaro Blanco, subdirector de Turespaña, asegura que las noticias que le llegan desde las oficinas en todo el mundo son tranquilizadoras. "En Alemania, el segundo mercado que más turistas envía a nuestro país, no ha tenido alteraciones ni cancelaciones de reservas".

El próximo 14 de diciembre, dentro de la comunicación de sus planes de reestructuración, el grupo ha de confirmar la posible venta de su filial española Hoteles y Clubs de Vacaciones (HCV), con el objetivo de obtener alrededor de 80 millones de euros con los que aliviar su delicada situación financiera.