Uno de los escasos acuerdos respecto a los fondos para rescate

Los países de la UE aportarán 200.000 millones al FMI

Los países de la eurozona y otros Estados miembros de la Unión Europea se han comprometido este viernes a aportar 200.000 millones de euros al Fondo Monetario Internacional (FMI) para contar con un nuevo instrumento en el combate a corto plazo contra la crisis de deuda y frenar el contagio a España e Italia.

Alemania, sin embargo, ha vetado el resto de propuestas para reforzar el fondo de rescate para países endeudados planteadas por el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy. Sobre todo, no ha habido acuerdo sobre la idea de otorgar al fondo licencia bancaria para que tenga acceso a la financiación del Banco Central Europeo (BCE), lo que multiplicaría su potencia de fuego. Eso sí, los líderes europeos han aprobado adelantar a julio de 2012 la entrada en funcionamiento del fondo de rescate permanente, en lugar de junio de 2013 como estaba previsto. A diferencia del actual, basado únicamente en garantías, el mecanismo permanente contará con capital desembolsado, lo que le facilitará mantener la máxima calificación crediticia y un mayor apalancamiento.

Además, los 27 se han comprometido a no pedir en el futuro a la banca que contribuya al rescate de países, como ha ocurrido en el caso de Grecia. "Nuestro primer enfoque sobre la participación del sector privado, que tuvo un efecto muy negativo en los mercados de deuda, termina ahora de forma oficial", ha dicho Van Rompuy.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha vetado también la propuesta del presidente del Consejo Europeo de abrir la posibilidad a largo plazo de emisiones de deuda conjuntas en la eurozona. "No hemos logrado un acuerdo esta noche sobre este tema", ha admitido Van Rompuy.

Pero ha anunciado que los líderes europeos le han dado mandato para presentar un nuevo informe sobre integración fiscal en junio y ha dejado claro que volverá a insistir con los eurobonos. "Discutiremos otra vez de este tema, y espero que sea cuando las aguas estén más calmadas y el clima más sereno", ha dicho.

A mediodía de ayer, el presidente del BCE, Mario Draghi, expresó en rueda de prensa su convencimiento de que echar mano del Fondo Monetario Internacional para financiar directamente países de la zona euro tambiénsuponía una violación del Tratado de la UE.