La inmobiliaria fue suspendida en Bolsa

Fergo cree que intereses políticos enturbian su contrato en Colombia

La cotización de Fergo Aisa fue suspendida ayer por dudas sobre la veracidad de un contrato para edificar 150.000 viviendas en Colombia. La empresa alude a luchas políticas locales en el país que tratan de desprestigiar los contratos e insiste en sus previsiones de negocio.

La CNMV suspendió ayer la cotización de Fergo Aisa entre las nueve y las tres de la tarde después de que el diario La Vanguardia publicara una información en la que autoridades locales de Colombia negaban la existencia de un contrato por el que Fergo construirá 20.000 viviendas en la ciudad de Cúcuta.

La compañía española informó a la CNMV el pasado 25 de noviembre sobre la adjudicación de construcción de viviendas en Colombia, con lo que ingresaría 450 millones de euros. De acuerdo a la información enviada por Fergo Aisa, la empresa cuenta con un "acuerdo marco" con la Fundación Funcasol para edificar 150.000 viviendas en distintas regiones del país. La información enviada el viernes 25 de noviembre al regulador al cierre del mercado impulsó el lunes 28 de ese mes un 56% el valor de sus acciones en Bolsa.

Fuentes de Fergo Aisa consultadas ayer por este diario explicaron que la compañía debe ir ahora cerrando acuerdos con distintos ayuntamientos colombianos para iniciar la edificación de las viviendas. Uno de esos ayuntamientos es el de Cúcuta, cuyo alcalde electo, Donamaris Ramírez, anunció el 25 de noviembre en rueda de prensa celebrada en Barcelona con el presidente de Fergo Aisa, Carlos Fernández, el acuerdo para edificar 20.000 viviendas en la localidad.

Sin embargo, La Vanguardia publicaba ayer declaraciones del mismo Donamaris Ramírez en las que precisaba que se ha reunido "con más de 25 empresas constructoras en España y no he firmado nada". Fergo Aisa cayó ayer en Bolsa un 4,5% cerrando a 0,005 euros por título.

Las fuentes consultadas aseguran no obstante que las declaraciones de Ramírez obedecen a luchas políticas locales. Según el testimonio de las fuentes consultadas, la oposición al alcalde Ramírez ha enturbiado la operación y sostienen que cuando Ramírez tome posesión de su cargo el próximo mes de enero se cerrará el contrato.

Contrato vital para la inmobiliaria

El contrato anunciado por Fergo Aisa en Colombia es vital para la supervivencia de la inmobiliaria. La compañía logró eludir en el último momento, a finales de septiembre, una solicitud de concurso instada por Catalunya Caixa.

La empresa presidida por Carlos Fernández afronta una deuda superior a los 400 millones. A principios de este año trató de fusionarse con la constructora Bruesa, sin lograrlo. En 2010 registró 169,4 millones de euros de pérdidas.

Comunicados que disparan la cotización

El comunicado del acuerdo para edificar 150.000 viviendas en Colombia disparó un 56% el valor de Fergo Aisa en Bolsa el pasado 28 de noviembre. El poco capital flotante de la empresa en Bolsa provoca fuertes vaivenes en su cotización. En febrero del año pasado Fergo subió un 8,7% tras anunciar contratos en Libia para la construcción de un campus universitario. En agosto de 2010 la empresa subió otro 10% tras comunicar otra serie de contratos internacionales (en Laos, Libia y Ecuador), a pesar de que la compañía admitía que no estaban formalizados. En 2007, cuando la constructora Fergo, de Carlos Fernández, todavía no había adquirido la inmobiliaria Aisa, esta última anunció que negociaba una fusión con Astroc. La operación nunca se produjo, pero la noticia elevó en un día su valor más de un 9%.