Cierre de las Bolsas europeas

Vuelven las viejas preocupaciones

Hoy han vuelto las dudas al mercado sobre la cumbre europea. Los operadores que han cambiado el rumbo hoy y han vendido se preguntan, si al final los políticos esta vez sí va a actuar. No se puede saber cuál es la respuesta, pero un día más las viejas preocupaciones han estado encima de la mesa... La deuda de Italia y España ha vuelto a empeorar. Se habla de un hedge fund que ha vendido deuda a mansalva, y desde luego han perjudicado muchísimo los comentarios alemanes sobre que Merkel se mostraba pesimista en relación a esta cumbre, pues no le parecía que todos los países fueran conscientes de la gravedad de la situación. Desde que han salido el mercado ha bajado mucho. Es la tradición alemana de lanzar comentarios peligrosos para tensar el mercado, una táctica absurda, y casi diría que suicida. Jugar con cerillas en una gasolinera puede terminar con todos saltando por los aires.

El mensaje parece que iba destinado a Reino Unido, pero no sé realmente que espera Merkel de este país, que tiene un tinglado de deudas más grande que todos los nuestros juntos. Lo que haya que hacer lo más normal es que habrá que limitarse a hacerlo en la zona euro y punto.

En cualquier caso, otra jornada de transición, a la espera de la gran cita con la cumbre. Si por fin los políticos responden podemos subir mucho más, realmente mucho, pero si vuelven a fracasar la caída puede ser severa.

Sigue coleando por supuesto la amenaza de S&P de rebajar la nota de toda la eurozona, incluida Alemania, y del fondo de rescate incluso.

Muy relevante desde el punto de vista técnico como el futuro del mini, vuelve a fracasar contra la media de 200...y van sesenta mil intentos...

Desde luego, tanta austeridad y tanta historia, si no viene acompañada de medidas que hagan posible el crecimiento sería un desastre y un grave error. Y la única forma que hay ahora mismo para que se consiga austeridad dura pero también perspectivas de crecimiento es que el BCE consiga una estabilidad de mercados con lo que haga falta. No tenemos otra. Si somos más papistas que el Papa como Merkel y palmeros, estamos perdidos. Como también estamos perdidos si no se toman esas medidas en los países deudores de forma muy severa y controlada.

No hay tiempo para más experimentos.

Lo que resulta absurdo y surrealista es que el BCE sea el único banco central del mundo, por deseo expreso de Alemania en su momento, que tiene mandato único de controlar la inflación. El BCE tiene que tener la capacidad ilimitada de ofrecer liquidez si es necesario.

Las agencias de rating no lo pondrán fácil, como siempre, pero con eso hay que contar siempre. Mientras, siguen con su ceguera total en todo lo que respecta a EE UU y UK. Lo de siempre. Lo curioso es que ya no sólo dan el rating, ahora dan hasta consejos de lo que hay que hacer.

La subasta de deuda cinco años en Alemania ha tenido éxito y ha colocado 4.090 millones de euros con unas peticiones de 8,670. Esto ha alejado el fantasma de la última de 10 años y ha vuelto a meter el miedo a los activos de riesgo al ver aumentar la demanda de activos seguros.

La muy buena acogida de la subasta de bonos a cinco años que ha tenido un BTC casi de 2, ha espoleado a toda la curva de tipos alemana al ver que ya se ha pasado el fantasma de la mala subasta a 10 años que empezó a avisar de que Alemania también estaba con problemas.

Ahora falta ver la interpretación que se hace de este dato, ya que cabe una interpretación de miedo general ante lo que pueda pasar con Europa pero también una positiva que es que la posible solución de la crisis hace que Alemania deje de estar en peligro y por lo tanto, la época de precariedad económica que tenemos por delante hace atractiva esta deuda. Si se acaba imponiendo esta última, también es una buena noticia para los activos de riesgo.